Diez policías de Xàbia luchan contra lacras sociales como la violencia juvenil o de género

La unidad supervisa a las personas mayores que no deberían vivir solas y el cumplimiento de las órdenes de alejamiento por maltratos

LUCÍA RONDAXÀBIA
El concejal de Seguridad Ciudadana, Rafa Bas, con tres agentes del grupo UAPS de la Policía Local./
El concejal de Seguridad Ciudadana, Rafa Bas, con tres agentes del grupo UAPS de la Policía Local.

La Policía Local de Xàbia consolida la unidad de atención y protección social (UAPS). 10 agentes con formación específica se encargan de seguir los problemas más delicados y que necesitan de un tratamiento especialmente cercano: violencia doméstica, prevención de conductas antisociales de los jóvenes y el control exhaustivo de la seguridad de ancianos con enfermedades que desaconsejan vivir solos.

La unidad, bajo la dirección del inspector Paco Bisquert, ha intervenido en 31 casos desde que arrancó el año. Una cifra considerable pero que, al menos, deja patente que las víctimas se van concienciando de la importancia de denunciar y de poner todo de su parte para atajar el problema.

La patrulla social comenzó su andadura hace unos años pero el aumento de casos a seguir ha precisado la dotación de más efectivos. Según explicó el edil de Seguridad Ciudadana, Rafa Bas, en una junta de seguridad se acordó que la Policía Local asumiera la tarea de velar para que se cumplan las órdenes de alejamiento y en la instrucción de las diligencias oportunas en caso de violencia doméstica. Por ello, algunos agentes comenzaron a formarse en la materia y a colaborar estrechamente con el departamento de Servicios Sociales.

Prevenir timos

Ahora, señaló Bas, la UAPS también se encarga de la seguridad de las personas mayores. Tratan de detectar los casos de ancianos en estado de soledad o problemas de salud que desaconsejan que vivan solos y de impartir campañas informativas para evitar que sufran timos, robos o estafas.

Además, los agentes se encargan de la protección de menores. Vigilan para advertir los casos de negligencia paterna, desprotección o desamparo. En coordinación con Servicios Sociales recaban información sobre familias en estudio y apoyan a la Trabajadora Social en sus intervenciones.

Tutorías

El edil añadió que el cuerpo local tiene una agente que se encarga de realizar tutorías en los institutos para impartir campañas de concienciación y prevención encaminadas a evitar que sean futuros maltratadores o víctimas.

El seguimiento del absentismo escolar y de la delincuencia juvenil y son otros de los cometidos de la UAPS. Controlan el tráfico de drogas en centros educativos y los casos de violencia escolar.

En materia de menores la Policía Local realiza un papel de mediador para buscar la solución a los problemas leves sin necesidad de instruir diligencias a la Fiscalía. Así, se puede decidir imponer sanciones a los infractores como trabajos en beneficio de la comunidad o en pro de reparar el daño cometido. Porque el concejal de Seguridad Ciudadana tiene claro que el cuerpo municipal de Policía debe de ser cercano al ciudadano y mostrarse comprensivo en determinados casos.

Bas se mostró satisfecho de poder ofrecer a los javienses una unidad específica en materia social y reseñó que su intervención ha crecido en los últimos años, alcanzado los 71 casos el pasado año.

Tarjeta

La unidad puede actuar tras ser requerida o bien de oficio. Según explicó su responsable, Paco Bisquert, cuando el juzgado dicta una orden de alejamiento enseguida facilitan a la víctima una tarjeta con el nombre del agente asignado a su caso concreto y un número de teléfono móvil que encontrarán disponible las 24 horas.

Los vecinos que estén sufriendo algún tipo de estos delitos pueden conseguir una de estas tarjetas llamando al retén policial (96 579 0081) y explicando su caso. Los agentes analizarán el grado de riesgo potencial y a partir de ahí se le realizará un seguimiento más o menos exhaustivo. El tratamiento de los expedientes es totalmente secreto.