Los Almodóvar contra los Barceló

Una deuda de 300.000 euros enfrenta a dos de las familias más influyentes de Benidorm

A. B.ALICANTE
Ángela Barceló./
Ángela Barceló.

La propiedad del hotel Solemar, de Benidorm al pie del casco antiguo, en la Playa de Levante. enfrenta a dos de las familias más conocidas de la industria hotelera benidormí: los Almodóvar y los Barceló. Los primeros han presentado una demanda contra la firma New Retoretes sociedad limitada por una deuda que alcanza un montante de 300.000 euros que corresponden a los gastos derivados del mantenimiento y el personal. El establecimiento está cerrado desde enero del año pasado.

Los más curioso de todo es que Agustín Almodóvar Juan, administrador único de la empresa, es el marido de Ángela Barceló, hija del histórico senador Miguel Barceló y hermana de la esposa de Eduardo Zaplana. El hijo de ambos, Agustín Almodóvar Barceló, figura como suplente de su abuelo en la candidatura del PP al Senado en la provincia de Alicante. Es precisamente el nieto el que rechaza que exista una guerra interna entre su padre y la familia de su madre. La sociedad limitada New Retoretes tiene el 37,28% del hotel Solemar. El 60% está repartido entre varias personas y sociedades.

El semanario Canfali informó esta semana que la familia Almodóvar Juan presentó el día 7 del pasado enero una demanda en el juzgado de instrucción 2 de Benidorm contra New Retoretes S.L. por los impagos de los gastos de personal y mantenimiento en el hotel Selomar.

Al parecer, la treintena de trabajadores despedidos continuaban con trabajos de mantenimiento, además se deben los pagos a la Seguridad Social. La deuda de 300.000 euros es lo que los Almodóvar piden a los Barceló. El hotel está cerrado pero el mantenimiento de un establecimiento emblemático situado en la primera playa de Levante, a tiro de piedra del casco histórico de la ciudad, provoca unos gastos.

Nuevas Generaciones

El nieto del senador Barceló, que es además presidente de Nuevas Generaciones en Benidorm, reconoce la demanda pero rechaza que el asunto haya derivado en un enfrentamiento entre la familia de su padre y la de su madre.

Sin embargo, hay un hecho cierto. Existe una deuda, la misma que provocó que los trabajadores se concentraran en la mañana de ayer en la puerta del establecimiento ante la mirada de los turistas invernales.

¿Cuál es el origen del conflicto entre ambas familias? Algunos se remontan a una querella que presentó Agustín Almodóvar en 2002 contra el abogado de Terra Mítica, Roberto Botella, amigo íntimo del ex presidente del Consell, Eduardo Zaplana. La amistad de Zaplana con Botella se remonta a los tiempos en que el ex ministro de Trabajo con Aznar trabajó como pasante en el despacho de Botella.

La querella de Almodóvar fue por una deuda por la venta de un edificio, que obligó a Botella a dimitir de su cargo en el complejo de ocio. Otros sostienen que el problema se inició a finales del año pasado, cuando la Agencia Valenciana de Turismo dio de baja a Hoteles Hoymar, establecimiento que estaba gestionado por el hotel Selomar. El débito, que inicialmente era de 200.000 euros, habría empezado después de que varios de los dueños del 67% restante de la sociedad advirtieron de que la mercantil no pagaba los gastos provocados por la reforma del establecimiento y la suspensión de los contratos de la plantilla de trabajadores del hotel.

La deuda crece

El problema es que la deuda crece y no hay una solución a la vista. Todo indica que Almodóvar negó la responsabilidad de la deuda y explicó que la parte de la sociedad que es mayoritaria se autoproclamó administradores de la comunidad de bienes sin que les fuera facilitado ni el convenio con los trabajadores, a pesar de que en repetidas ocasiones se lo habían reclamado.

Agustín Almodóvar no rechazó su responsabilidad como administrador para afrontar la deuda, sin embargo sí quedó claro que antes debía conocer los términos del convenio para proceder.

Fotos

Vídeos