El Athletic pone fin a la mini racha levantinista

J. A.VALENCIA

Tres partidos ha conseguido resistir el Levante. Al cuarto se ha venido abajo. Desde que empató en el Ciudad de Valencia contra el Mallorca (2-2), el equipo que dirige De Biasi había evitado la derrota en sus encuentros contra el Murcia (2-3) y también el de la jornada anterior contra el Racing en Orriols (1-1). El de ayer era el cuarto compromiso que afrontaba el cuadro levantinista en esta mini racha que le había servido para inyectar algo de moral en esta plantilla que empieza a cansarse de la situación que vive.

Esas últimas tres jornadas se habían convertido en la mejor fase del Levante en todo el campeonato, ya que hasta ese momento no había sido capaz de enlazar dos resultados positivos.

Ahora, el equipo recibirá el domingo al Osasuna y luego tiene que viajar a Barcelona. El temor que hay en las filas levantinistas es que los arbitrajes se radicalicen de alguna forma en su contra, por el simple hecho de que el equipo es colista y está prácticamente descendido a la categoría de plata. Con Paradas Romero, en el empate contra el Racing, el Levante reclamó justicia y ayer se aseguraba que hasta el presidente del Athletic reconoció que el gol fue en fuera de juego.