Un colegio con cimientos de recuerdos

La donación de la familia de Toni Bueso y Maite Herrero, asesinados hace 17 años en la Vall, posibilita construir una escuela en la India en memoria de los dos jóvenes

JAVIER DÍEZ DUETLA VALL D'UIXÓ
La directiva de Manos Unidas y la familia Bueso-Blázquez tras la cena del Hambre, este fin de semana./
La directiva de Manos Unidas y la familia Bueso-Blázquez tras la cena del Hambre, este fin de semana.

La cena del Hambre de Manos Unidas de la Vall d'Uixó tuvo este año un cariz especial. Entre los objetivos cumplidos de los proyectos del año 2007 se encontraba uno muy emotivo ejecutado gracias a una donación efectuada por la familia Bueso-Blázquez.

Hace 17 años, dos jóvenes novios de la localidad, Antonio Bueso y María Teresa Herrero, fueron brutalmente asesinados en un camino rural cerca del municipio. Toni y Maite siempre han perdurado en el recuerdo de la ciudad. El pasado año, con la indemnización por estos asesinatos, la familia Bueso-Blázquez decidió impulsar una labor social y destinar el dinero a las actividades de dos ONG locales.

Una de ellas es Manos Unidas, que con los 45.600 euros que aportó la familia, presentó este fin de semana en sociedad la Escuela Internado Toni y Maite en la India, que abrirá sus puertas en breve. A pesar de tener capacidad para 200 niños, se verán beneficiadas unas 800 personas.

Se trata de una escuela de día con tres aulas, cocina y comedor para estudiantes, sala de estudio y residencia de noche para alumnos pobres. Al frente de la escuela se encuentran los padres Jesuitas.

El resto de la indemnización fue para la ONG Tupay, que lleva a cabo sus proyectos en África e Iberoamérica.

Mejoras sanitarias y agrícolas

Además, en la cena del Hambre de Manos Unidas también se dio cuenta de los proyectos comarcales de 2007 financiados con las aportaciones de los vecinos de los municipios del Sur de La Plana Baixa, consistentes en un internado para estudiantes de Secundaria aborígenes en la India y la construcción de un internado para niñas en Sri-Lanka.

Este año, el proyecto de Manos Unidas vuelve a centrarse en la India a través de un programa integral para mejorar la calidad de vida de 20 aldeas en el interior del país. Entre las actuaciones, destaca en el ámbito educativo la creación de guarderías, así como el reparto de material escolar y la financiación de clases de alfabetización.

También se invertirá en la promoción de la salud e higiene con temas como prevención de la malaria y otras enfermedades, la formación de matronas y la atención en hospitales de campaña. Por otra parte, en el ámbito agrícola también se financiará la compra de maquinaria para labrar los campos y la plantación de huertos, así como la creación de un fondo de semillas.

Fotos

Vídeos