El PSPV de la Ribera Alta asegura que la Mancomunidad "no merece a Sebastià"

Los socialistas creen que se está poniendo "en peligro" a la institución comarcal

MANUEL GARCÍAALZIRA
Pleno de la Mancomunidad celebrado en Beneixida que originó este enfrentamiento./
Pleno de la Mancomunidad celebrado en Beneixida que originó este enfrentamiento.

Faustino Andújar, portavoz del grupo socialista en la Mancomunidad de la Ribera Alta, arremetió contra el PP y contra la presidenta de la Mancomunidad, Rosa Sebastià. De esta, Andújar afirmó que "no es la presidenta que esta Mancomunidad se merece" y lo consideraron como "el gran desliz del PP en nuestra comarca. Con su proceder ha estado a punto de hacer saltar por los aires una labor positiva de muchos años".

Los socialistas realizaron estas manifestaciones en un comunicado después de analizar la junta de portavoces de la Mancomunidad. En primer lugar, expresaron su "satisfacción por el cambio de comportamiento anunciado por la presidenta a los portavoces de la oposición. Según sus propias palabras, lo ocurrido en el último pleno no volverá a producirse" y asumió su "compromiso de cumplir las normas democráticas de comportamiento civilizado, como así ha venido siendo la norma en el ente comarcal".

Los socialistas consideran que la Mancomunidad, "como institución, debe servir especialmente a los pueblos pequeños que no pueden tener los servicios necesarios por su reducido tamaño".

Ese, según Andújar, "fue el principal objetivo por el cual se creó el ente comarcal. Ahora, con la mala decisión del Partido Popular al designar a la nueva responsable de la Mancomunidad, está poniendo en peligro una institución que sólo debe servir para ayudar y no para servirse de ella".

Además, el portavoz socialista calificó de "tropezón" el hecho de que el PP haya establecido un sueldo para Sebastià "sin que ello esté justificado por el trabajo desarrollado en la Mancomunidad ni tenga el consenso de todos".

Pago político

Los socialistas manifestaron que el PP "también ha cometido un tremendo error al consentir que el sueldo de la presidenta sólo se justifique como un pago político debido a la falta de valentía del alcalde de Algemesí, quien no se atrevió a liberar a la señora Sebastià en su municipio".