El Tribunal Superior suspende temporalmente la multa de 300.000 a ACPV por no cerrar TV3

El Consell reclama al TSJ que exiga una fianza a la entidad para garantizar el pago de la sanción

REDACCIÓNVALENCIA
El Tribunal Superior suspende temporalmente la multa de 300.000 a ACPV por no cerrar TV3

En Acció Cultural del País Valencià se pueden dar, por ahora, con un canto en los dientes. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha acordado la suspensión cautelar de la sanción de 300.000 euros impuesta por el Consell a la entidad cultural por emitir TV3 en la Comunitat sin licencia. La decisión del Tribunal se debe al recurso que interpuso ACPV contra la sanción de la Generalitat.

La sentencia no exime a la entidad cultural del pago de la multa, sino que lo aplaza provisionalmente hasta que se resuelva una demanda que Acció Cultural interpuso el pasado 7 de enero en el propio TSJCV contra el expediente del Consell. Era una de las medidas cautelares que solicitaba la entidad, junto con las suspensión también de la orden de cese de las emisiones, segunda parte de la sanción.

La asociación cultural ya solicitó la paralización del expediente administrativo el pasado 3 de mayo, aunque en aquella ocasión fue desestimada por el Ejecutivo de Francisco Camps.

El TSJCV desestima, pues, la petición de ACPV de dejar sin efecto el cierre de los repetidores, por lo que la Generalitat sigue teniendo vía libre para clausurarlos, siempre que tenga una orden judicial favorable. Hasta ahora, sólo ha podido precintar las instalaciones de la antena situada en la sierra de la Carrasqueta, en el término municipal de Xixona, que daba cobertura a la provincia de Alicante.

Pese a ello, la entidad cultural que preside Eliseu Climent realizó ayer una valoración positiva de la decisión del TSJCV de aplazar el pago de la multa de 300.000 euros. Primero, porque la reconoce como asociación sin ánimo de lucro. Segundo, porque "da la razón", consideraron, a uno de los argumentos defendidos por ACPV desde el inicio del proceso, y es que la sanción impuesta por el Consell es "desproporcionada" y se debe a una actuación "arbitraria" y "contraria a la propia Constitución" por parte de la Generalitat.

Y tercero, porque la decisión del TJSCV "refuerza la posición jurídica de la entidad en su denuncia pública sobre la agresión sin precedentes contra el movimiento cívico consolidado alrededor de ACPV y la lucha por la libertad de expresión y la pluralidad informativa" en la Comunitat, aseguró la asociación.

Campaña solidaria

Tras conocer la noticia, ACPV anunció ayer que paralizaba también temporalmente la campaña que había puesto en marcha para hacer frente a la multa. La asociación proponía a sus socios y simpatizantes que contribuyeran solidariamente a sufragar los 300.000 mediante la compra de unas láminas, del artista Antoni Tàpies, que se pusieron a la venta expresamente a diez euros.

Asimismo avanzaron que, con el objetivo de dar "plena transparencia" a la campaña, la entidad levantará acta notarial de las ayudas económicas recibidas hasta ahora y de los gastos generados por la campaña. Ciudadanos a nivel individual, entidades de la sociedad civil valenciana como sindicatos, y ayuntamientos de la Comunitat, Cataluña y Baleares se sumaron a la causa.

No obstante, desde la entidad aclararon que la suspensión temporal de la campaña no incluye la movilización ciudadana y política "por la libertad de expresión y la pluralidad informativa en la Comunitat". Las iniciativas continuarán, explicaron, hasta que "los valencianos recuperen el derecho a ver cualquier televisión".

El Consell, por su parte, afirmó ayer no haber recibido todavía notificación oficial sobre la decisión del Tribunal Superior de Justicia valenciano de levantar cautelarmente la sanción contra Acció Cultural. No obstante, fuentes de la vicepresidencia de Vicente Rambla (en quien se ha delegado todo el asunto) la achacaron a una decisión normal, y señalaron que ahora queda esperar a que se resuelva el recurso.

Sin embargo, sí que advirtieron de que el lunes recurrirán la sentencia para reclamar al Tribunal que exija una fianza a ACPV para garantizar el pago de la multa en caso de que la resolución final sea favorable a la Generalitat. Fuentes del Consell explicaron que el de la fianza es un trámite habitual y exigible en este tipo de caso.

Por otra parte, unas horas antes Rambla se mostró tranquilo ante la posibilidad de que la Sindicatura de Greuges inicie una investigación sobre TV3, después de haber recibido varias quejas en contra del cierre de las emisiones. El portavoz del Consell aseguró tener la ley de su parte, e incluso fuentes de su departamento consideraron que la síndica "en funciones" (recalcó Rambla), Emilia Caballero, no intervendrá.

Paralelamente a la vía judicial, el Consell y la Generalitat Catalana negocian para llegar a un acuerdo que permita ver TV3 en la Comunitat y Canal 9 en Cataluña. Rambla recordó ayer que la Generalitat está a la espera de que el Ejecutivo central solvente las cuestiones técnicas.

Fotos

Vídeos