El Levante pide un milagro ante el Real Madrid

El desesperado conjunto azulgrana recibe en plena desbandada al intratable líder de la Liga

ALBERTO MARTÍNEZVALENCIA
Riga mira al cielo tras marcar un gol ante el Betis./
Riga mira al cielo tras marcar un gol ante el Betis.

El Real Madrid puede ser el peor o el mejor rival del Levante. Según se mire. El conjunto azulgrana necesita una victoria como el comer. Y el líder es, a priori, el equipo con menos argumentos para convertirse en su víctima. Sin embargo, si los de Gianni de Biasi salen del Ciudad de Valencia con los tres puntos en el bolsillo, será la mayor inyección de moral que se pueda imaginar.

La cabeza y la cola de la clasificación se ven las caras. 36 puntos les separan. Todo un océano. El Levante es consciente de que el equipo va encaminado al naufragio y algunos jugadores ya se han tirado del barco. Storari, Savio y Cirillo, cansado de perder y no cobrar, han rescindido sus contratos en busca de un destino más tranquilo. Y Riganó puede ser el siguiente. "Si un jugador no hace nada y no tiene ganas de jugar en el Levante, es mejor que se marche", advirtió el pasado viernes De Biasi.

El técnico italiano pide compromiso. Sólo quiere gente que no baje los brazos. Cuando habla, transmite optimismo, aunque es consciente de que no basta con tener suerte. El gran lastre del equipo es la falta de gol. Y considera que la única manera de solucionarla es a base de confianza, que llegaría si el equipo es capaz de dar la campana venciendo al todo un "galáctico", tal y como denominó De Biasi al Real Madrid.

Sería un milagro. Pero si ya se produjo una vez, puede repetirse. Ningún granota olvida la victoria de la temporada pasada en el Bernabéu. Ese histórico 0-1 con gol de Salva es la última victoria de un equipo visitante en Liga en el feudo madridista. Aquel encuentro fue un revulsivo. El conjunto azulgrana reaccionó y acabó salvándose.

El autor de aquella gesta fue Salva. El ariete maño ya no está en el equipo. Así, la afición de Levante se encomienda al indultado Riga para vencer a un equipo que cuenta con un presupuesto diez veces mayor. Tras su retraso en la llegada de las vacaciones y borrarse de la convocatoria para el choque ante el Valencia, De Biasi apartó al ghanés del equipo. Sin embargo, el jugador acabó entrando en razón y presentó ante el consejo una justificación a su prolongación de las fiestas navideñas y, al día siguiente, charló con el entrenador en los vestuarios. Esa conversación hizo que el italiano le levantara la veda. Sabe que Riga es tan imprevisible como talentoso.

No obstante, el ariete todavía no ha demostrado esta temporada se olfato de cara a gol. A pesar de ser el jugador de la plantilla que remata a portería con más insistencia, sólo suma tres goles en Liga, uno menos de Riganó, que con cuatro ocupa el primer lugar.

Precisamente, el delantero lleva varias sesiones ejercitándose al margen de sus compañeros, en el complejo de La Calderona. El club asegura que se está recuperando de una tendinitis. Sin embargo, varios equipos italianos, como el Siena, el Regina y el Torino, han mostrado su interés por el futbolista.

El Levante, hundido en la tabla, recibe a un Real Madrid que viaja con lo justo, plagado de ausencias. Enfrente tendrá a un equipo que ha aflojado el acelerador. El conjunto blanco ha resuelto los últimos partidos con más fortuna que calidad. Pero, de lo que no cabe duda, es de que ha exhibido en repetidas ocasiones un temible contraataque y una gran eficacia anotadora, aunque también una defensa que llega con desajustes por las bajas.

La gran novedad en el once que sacará De Biasi es Riga, que formará pareja de ataque con Geijo. Será una oportunidad ideal para que el ariete suizo rompa el hielo. A pesar de haber gozado de numerosas ocasiones, todavía no ha encontrado el camino del gol en la temporada de su debut en Primera División.

Kujovic defenderá la portería levantinista por segunda vez en esta Liga. Delante suyo tendrá a los centrales Álvaro y Serrano, mientras que los laterales serán ocupados por Descarga y Rubiales. Por otra parte, el centro del campo contará con Tomassi y Berson en el doble pivote, y Juanma y Courtois en las bandas.

Estos son los once protagonistas que intentarán revivir el recuerdo de la pasada temporada. Todos miran al cielo.