Blasco insta a los inmigrantes a venir y quedarse ante el estancamiento demográfico

La población extranjera empadronada en la Comunitat crece un 365% en siete años

EPVALENCIA

"Necesitamos que los inmigrantes vengan. Necesitamos que vengan para quedarse y necesitamos que ellos y sus hijos formen parte de nuestra sociedad actual que, de otro modo, es demográficamente insostenible". Son palabras del conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco.

Según datos facilitados ayer por su Conselleria, la población extranjera empadronada en la Comunitat Valenciana pasa de 156.207 en el año 2000 a 727.080 personas que hay en la actualidad, lo que supone un incremento del 365,45%.

De acuerdo con los datos provisionales del padrón de 2007, la población nacida en España y empadronada en la Comunitat ha aumentado respecto al año anterior sólo en 8.898 personas (lo que supone un aumento del 0,21%). En cambio, la población residente en la Comunitat ha crecido un 1,41% respecto a 2006, con lo que se puede afirmar que, según el Anuario de las Migraciones, el crecimiento demográfico en la Comunitat se sostiene por la inmigración.

De hecho, la evolución de la población española empadronada en tierras valencianas pasa de 3.964.522 en el año 2000 a 4.147.731 de 2007, lo que representa un incremento del 4,62%.

Según las mismas fuentes, "si este hecho se consolidara en los próximos años significaría la dependencia de nuestro territorio respecto de las entradas de población proveniente del exterior para la continuidad, no sólo demográfica, sino también para la estabilidad de nuestro modelo económico, de sociedad, y de bienestar".

Blasco aseguró que "podemos comenzar a afirmar que el crecimiento demográfico en la Comunitat está sostenido por la entrada de personas. Hemos de reconocer abiertamente que necesitamos que los inmigrantes vengan, que necesitamos que vengan para quedarse, y que necesitamos que ellos y sus hijos formen parte de nuestra sociedad que, de otro modo, es demográficamente insostenible".

"Nuestro modelo de sociedad, nuestro mercado de trabajo, nuestras empresas, nuestro propio bienestar, sólo resultan sostenibles con la entrada de personas de otros países" explicó Blasco.

Paralelamente, los extranjeros residentes en la Comunitat en 2007 han aumentado un 8,83% respecto del año anterior, situándose en 727.080 personas, lo que supone un 15% de la población de la Comunitat Valenciana. Los extranjeros extracomunitarios empadronados suman los 341.000, que suponen ya el 7% de los habitantes de la región.

La mayoría de los extranjeros residentes en la Comunitat proceden del Reino Unido. De los más de 727.000 inmigrantes que viven en nuestra región, más de 121.000 proceden del país británico. Esto supone un 16,6% del total.

Tras el Reino Unido, se encuentran Rumanía y Marruecos, aunque a una mayor distancia. En la Comunitat Valenciana un 13% de los extranjeros son rumanos y un 7,7% son ciudadanos marroquíes.

Según Blasco, "la Comunitat Valenciana se ha ido convirtiendo en un mosaico de culturas y nacionalidades que la van enriqueciendo y modernizando. Somos ejemplo de multiculturalidad a nivel internacional y también de respeto y tolerancia ante la diferencia".

El 80% de los británicos residentes en la Comunitat se concentran en las comarcas alicantinas de La Marina Alta, La Marina Baixa y El Baix Segura.

Además, el colectivo rumano es el predominante en casi todas las comarcas castellonenses en las que supone entre el 37% y el 80% de la población extranjera. De hecho, de los más de 60.000 ciudadanos rumanos empadronados en la Comunitat, casi la mitad vive en Castellón.