El Levante B deja escapar vivo al Castelldefels

El filial domina sin frutos después de que los catalanes sufran dos expulsiones

JOSÉ LUIS CORTÉSBUÑOL
Un jugador del Levante B se disputa un balón aéreo con un rival./
Un jugador del Levante B se disputa un balón aéreo con un rival.

Así no. El Levante B necesita sumar de tres en tres, y más en partidos como el de ayer. El filial tuvo al Castelldefels contra las cuerdas después de que los catalanes se quedaran con dos hombres menos tras las expulsiones de Manel y Dieguito. Y eso que el encuentro no podía empezar peor para el filial, que mediada la primera parte encajó el 0-1. Sin embargo, la impresión al final del choque es que los valencianos habían dejado escapar vivos a sus rivales.

Mucho antes, los acontecimientos habían puesto al Levante B contra las cuerdas. Primero, por las bajas de Iborra, Pepe Pla, Tejera y Saúl , que han reforzado este fin de semana al primer equipo.

Por si esto fuera poco, el 0-1 después de un soberbio cabezazo de Sellarés parecía repetir el guión que tantas veces ha padecido el filial a lo largo de la temporada.

La reacción, no obstante, llegó antes del descanso. Primero, el colegiado Méndez Caballero se desentendió de un clamoroso penalti de Boadas sobre Cristóbal que hubiera supuesto, además, la expulsión del defensa del Castelldefels. Por lo menos, y tras varios rechaces, Héctor siguió la jugada con un remate que supuso el empate.

En la segunda parte llegaron las expulsiones que dejaron a los catalanes en inferioridad. Entonces el Levante B adquirió todo el peso del partido y se fue a por la victoria. Puede que al filial le faltase la tranquilidad de la que carece un equipo necesitado de puntos.

Por el motivo que fuese, los granotas no acertaron por segunda vez con la portería de Diego Arroyo. Daba la impresión de que un gol mataría definitivamente al Castelldefels, pero este no llegó.