Fomento usa datos antiguos para presentar la ampliación de la A-3 antes de elecciones

El Gobierno se ha demorado más de tres años en presentar el proyecto del tercer carril de la autovía El Ministerio de Fomento ha hecho público dos meses antes de elecciones el proyecto de ampliación de la autovía A-3 desde Buñol hasta Valencia con datos de tráfico del año 2003. El documento habla además de que en 2007 iba a estar finalizado el tercer carril, mientras que el Gobierno lo retrasa hasta 2011.

M. J. CARCHANOVALENCIA
Fomento usa datos antiguos para presentar la ampliación de la A-3 antes de elecciones

Cuando faltan dos meses para la celebración de las elecciones generales, el Ministerio de Fomento ha hecho público el proyecto definitivo de ampliación de la autovía A-3, un nuevo carril de 29 kilómetros que discurrirá entre Buñol y Valencia con la intención de descongestionar una de las vías más saturadas de la Comunitat Valenciana y el principal acceso a la capital desde Madrid.

El proyecto es un detalladísimo informe dividido en ocho tomos, incluye el estudio de impacto ambiental, tiene casi 4.000 páginas y está fechado en septiembre de 2007. Pero tiene un gran defecto: utiliza datos sobre intensidades de tráfico fechadas en 2003, hace cuatro años, y completamente desfasados debido al incremento de vehículos que ha ido experimentando la autovía en este tiempo. Según cita el proyecto, la fuente sobre la que se basa para medir la Intensidad Media Diaria de vehículos es el mapa de tráfico del Ministerio de Fomento del año 2003.

Por poner un ejemplo, la estación situada en el término municipal de Manises, en el tramo final de la autovía que llega desde Madrid, registraba en 2003 una media de 80.000 vehículos por día. Los últimos datos facilitados por el Ayuntamiento de Valencia hablan de que en el puente de acceso a la capital se registraron durante 2007 una media de 120.000 vehículos diarios.

En el proyecto se incluyen además hipótesis de crecimiento "en el horizonte 2007, cuando entre en servicio la ampliación". Es decir, el proyecto, además de basarse en cifras completamente en desuso porque han quedado ya muy lejos de las circunstancias actuales, habla de que el pasado año tendría que haber estado completada la ampliación de la autovía A-3 desde Buñol hasta Valencia.

Estos datos constatan que desde que en 2004 se redactó el primer esbozo del proyecto del tercer carril, no ha habido una revisión completa del texto pese a que ya han pasado cuatro años. Además, ni siquiera corrigen la fecha en la que en aquel momento se pensaba acabar las obras de ampliación: 2007.

La realidad es que los Presupuestos Generales del Estado para 2008 destinan solamente un millón de euros a la construcción de este tercer carril y retrasa hasta 2011 la finalización de las obras. Es decir, cuatro años más tarde de la fecha prevista inicialmente, cuando se redactó el proyecto.

No llega a todos

La documentación de la actuación del tercer carril de la A-3 se dio a conocer ayer por los grupos municipales socialistas de Mislata, Xirivella y Valencia. Pero no todos tuvieron acceso al proyecto. El concejal de Tráfico, Alfonso Novo, aseguró ayer que al Ayuntamiento no había llegado ningún estudio sobre la ampliación de la A-3. "Es más, desde hace cuatro años no ha llegado ninguna documentación al respecto".

Novo criticó que el documento se hiciera público a falta de dos meses para las elecciones. "Es mucha casualidad", afirmó contundentemente el concejal de Tráfico.

El Ayuntamiento de Valencia ha insistido en numerosas ocasiones que es necesario dar una solución a la principal entrada de Valencia y donde a diario se registran intensas retenciones. "Nosotros estamos dispuestos a apoyar en lo que podamos e incluso hemos elaborado un proyecto que solucionaría en parte el problema, pero por supuesto este es una actuación que debe ejecutar el Estado", afirmó el concejal de Tráfico.

Descongestionar la autovía

La adjudicación de la redacción del proyecto del tercer carril fue publicada por el Boletín Oficial del Estado el pasado 28 de junio de 2004. El plazo de ejecución era de ocho meses, por lo que en febrero de 2005 debía de estar finalizado. Sin embargo, el Gobierno ha demorado más de tres años en presentar ese proyecto, que permitiría descongestionar uno de los accesos a Valencia más saturados.

Según el mapa de tráfico del Ministerio de Fomento, en la zona de Buñol más del 30% de los casi 30.000 vehículos que pasan a diario son pesados. El volumen de camiones en la confluencia de la A-3 con el by-pass también es muy alto, más del 30%. La autovía está salpicada a su entrada al área metropolitana de Valencia de numerosos polígonos industriales que incrementan el número de vehículos pesados principalmente los días laborales.

Entre el lunes y el viernes la intensidad de vehículos es siempre mayor en los tramos desde el by-pass hasta Valencia, donde se concentra el mayor número de urbanizaciones y localidades donde residen muchos ciudadanos que acuden cada día a trabajar a la capital.

Durante los fines de semana, en cambio, el volumen de vehículos se desplaza hacia el interior, en dirección a Madrid, donde están ubicadas las segundas residencias de fin de semana de miles de ciudadanos. En este tramo, el que transcurre desde el by-pass hasta Buñol, solamente existen dos carriles en cada sentido, que se colapsan frecuentemente. La única solución provisional que ha encontrado el Gobierno ha sido la de habilitar carriles adicionales en las operaciones especiales de Tráfico.