Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Política

EL DEBATE URBANÍSTICO
El Consell ve cerca el pacto urbanístico pero los socialistas reclaman que se rechacen proyectos
García Antón cree que las denuncias en Bruselas han afectado al mercado inmobiliario

El conseller de Urbanismo, José Ramón García Antón, ha asegurado en una entrevista que es “totalmente optimista” sobre el cercano futuro del “gran acuerdo político” que cree un marco estratégico sobre el desarrollo de la Comunitat. Pero desde el PSPV no lo tienen tan claro. “No se puede llegar a un acuerdo si el Consell sigue aprobando planes urbanísticos al margen del Gobierno”, declaró el dirigente socialista Francesc Signes.
24.12.07 - 08:19 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Consell ve cerca el pacto urbanístico pero los socialistas reclaman que se rechacen proyectos
El conseller de Urbanismo, José Ramón García Antón.
El urbanismo valenciano siempre es motivo de enfrentamiento entre los dos grandes partidos. Hasta cuando se habla de un pacto político que acabe con la eterna polémica sobre el modelo urbanístico que unos y otros quieren llevar a cabo.

El conseller de Urbanismo, José Ramón García Antón, ha asegurado en una entrevista que es "totalmente optimista" sobre el cercano futuro del "gran acuerdo político" que cree un marco estratégico sobre el desarrollo de la Comunitat. Fuentes de la Conselleria incluso lo concretaron en el tiempo. "Durante la próxima primavera", aseguraron.

Pero desde el PSPV no lo tienen tan claro. El secretario de Medio Ambiente de los socialistas, Francesc Signes, rechazó el optimismo de García Antón y mucho más que esté tan avanzado. "Sí estoy de acuerdo en que un marco estratégico es importante, pero de momento solamente se han mantenido contactos técnicos".

García Antón quiere acabar con el "despilfarro" que supone que los dos partidos "se tiren a la cabeza, directamente o a través de la Unión Europea, sus respectivas críticas relacionadas con el crecimiento territorial y la legislación urbanística". El PSPV cree que es importante este gran pacto, pero "a todos los niveles, donde también estén incluidos colectivos sociales como los ecologistas".

Signes destacó sin embargo que el Consell no tiene solamente que verbalizar su voluntad de llegar a un gran acuerdo en materia de urbanismo, sino también mostrar en sus actitudes que la política urbanística va a cambiar. "Y aprobar, por ejemplo, el concierto previo del Plan General de Ordenación Urbana de Cullera, donde está incluido el Manhattan, no es el mejor camino para pedir un pacto", amenazó Signes.

El dirigente socialista concretó que este proyecto fue rechazado por la Confederación Hidrográfica del Júcar, al entender que no tenía garantizada el agua, y del Ministerio de Fomento, debido a la falta de accesos. "No se puede llegar a un acuerdo si el Consell sigue aprobando planes al margen del Gobierno".

La Conselleria tiene pendiente la aprobación de otros proyectos urbanísticos polémicos. García Antón aseguró que "una gran parte" de esos PAI tendrán su visto bueno en la Comisión Territorial de Urbanismo "en los próximos seis o siete meses". Signes cree por el contrario que aquellos proyectos que no reúnen los mínimos exigidos para preservar el territorio no deben ser aprobados para poder plantearse el pacto. "El conseller concretó que están pendientes de aprobar planes que suman una superficie de 130 millones de m2".

Según el dirigente socialista, "no es que estemos en contra de aprobar PAIs. En estos momentos es necesario dinamizar el sector y dar salida a los planes que estén claros, pero no a aquellos que tienen en contra al Gobierno". García Antón aseguró por el contrario que se está realizando una "rigurosa" comprobación de que se cumple con todas las normativas, tanto urbanísticas como medioambientales.


Enorme perjuicio
García Antón apostó por el pacto porque se está generando un "enorme perjuicio" a la imagen y el desarrollo de la Comunitat. Consideró que es un "sinsentido ir a Bruselas a criticar o denunciar asuntos protagonizados por el partido contrario y relacionados, de una u otra forma, con el urbanismo valenciano".

Para Signes, está claro que las leyes urbanísticas "tienen que revisarse porque tienen problemas en Bruselas". García Antón calificó estos "problemas" como un "escándalo mediático que ha resentido" el mercado inmobiliario.

Pese a que las razones por las que se ha "resentido" el sector de la construcción difieren según el partido que se pronuncie, sí une a las dos grandes formaciones la idea de que ese acuerdo es necesario para dar estabilidad y seguridad jurídica a empresarios y trabajadores.

"Soy totalmente optimista con ese pacto, y más después del 9 de marzo -fecha de las elecciones generales-, gane quien gane", señaló García Antón. El conseller valoró la "buena receptividad" que ha visto por "la otra parte", aunque Signes quiso dejar claro que no está tan avanzado como para aprobarlo tras las elecciones.

El conseller reconoció por otro lado que debe potenciarse la vivienda de promoción pública (VPP) ante la caída de la de venta libre, y recordó que la Conselleria trabaja en un plan estratégico que marcará la demanda de vivienda que habrá en la Comunitat durante los próximos años.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS