Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

C. Valenciana

Comunidad Valenciana
La Comunitat tendrá el primer cementerio de España para musulmanes, judíos y ortodoxos
La instalación entrará en funcionamiento en febrero y respetará los ritos de cada religión

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La Comunitat tendrá el primer cementerio de España para musulmanes, judíos y ortodoxos
El Cementerio Parque San Jaime, con una superficie de 15.000 metros cuadrados que se doblará en febrero para acoger a musulmanes, judíos y ortodoxos.
Dar sepultura a los inmigrantes respetando su propia religión. Es una de las asignaturas pendientes en la Comunitat que, a partir de febrero, dejará de serlo. En dos meses entrará en funcionamiento en Ribarroja el primer cementerio interreligioso de España, que permitirá enterrar juntos a los católicos, judíos, musulmanes y ortodoxos. "La iniciativa permite la plena integración desde el respeto a las diferentes confesiones", aseguró el conseller de Inmigración, Rafael Blasco.

La necrópolis Parque San Jaime tendrá una superficie de 30.000 metros cuadrados con 4.000 unidades de enterramiento para que los creyentes de otras confesiones puedan ser enterrados según sus ritos funerarios. A los 2.300 nichos, tumbas, columbarios y panteones para cristianos que ocupan 15.000 metros cuadrados, se sumarán 5.092 metros2 destinados para musulmanes (1.258 unidades), 1.076 para ortodoxos y 476 para judíos.

Otros 1.500 metros2 se utilizarán para oficinas, tanatorios, salas de tanatopraxia y una capilla muticonfesional.

Y es que el fenómeno de la inmigración ha propiciado que los creyentes de las distintas confesiones convivan en la Comunitat desde hace años y ha creado esta necesidad que, gracias a este proyecto, permite "la plena integración desde el respeto a las diferentes religiones", explicó Blasco.

El proceso está siendo supervisado por los líderes religiosos de las diferentes entidades que colaboran para cumplir con los respectivos ritos de cada confesión. "Es un primer paso para aliviar el problema de enterramiento que teníamos ya que los musulmanes sólo pueden ser enterrados en el cementerio municipal de Valencia", afirmó el presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Valencia, Imad al Naddaf Yalouk.

Hasta el momento, los musulmanes fallecidos en la Comunitat que no pueden ser enterrados en este recinto, son trasladados a otros cementerios exclusivos de cada religión en diversas ciudades españolas como Madrid, Granada o Murcia. El resto son devueltos a su país de origen, donde reciben sepultura. "Uno de cada seis musulmanes fallecidos en la Comunitat no han podido ser soterrados aquí", apuntó Imad al Naddaf. La situación se repite para otras confesiones no cristianas. "Agradecemos esta experiencia inédita que permitirá enterrar en la Comunitat a los judíos siguiendo los procedimientos que marca nuestra religión y que hasta ahora no es así", comentaron desde la Comunidad Judía AVIV.

La iniciativa comenzó a gestarse hace un año. "Empezamos a analizar el proyecto de un cementerio multiconfesional, hablamos con la Conselleria de Inmigración así como con los responsables de las distintas comunidades religiosas", apuntó el presidente de la empresa propietaria del Cementerio Parque San Jaime, José Torrero.

El acuerdo ha sido suscrito con musulmanes, judíos y ortodoxos, aunque se irán incorporando el resto de confesiones que forman el actual mapa de religiones de la Comunitat. "Hechos como este nos llevan a pensar que se puede alcanzar unos pasos para la integración de la inmigración", apuntó Torrero.

En la actualidad, la musulmana es la religión minoritaria que más ha crecido en la Comunitat. Aunque no existen datos concretos de cada una de ellas, según un informe del Observatorio Andalusí, en la Comunitat residen un total de 113.595 musulmanes.

Un entierro en este cementerio multiconfesional, según representantes del Grupo de Empresas Torrisa, costará para los inmigrantes un 70% menos del precio de un entierro habitual y los derechos de propiedad serán perpetuos. Torrero expuso que el convenio contempla la posibilidad de la gratuidad de las tumbas ya que "el mundo de la inmigración" carece de dinero suficiente.

Pero los propietarios del cementerio realizarán una donación económica "permanente con un componente social" en cada uno de los servicios que se establezcan. Se trata de unos fondos que quedarán en manos de los representantes religiosos de las diferentes confesiones.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS