Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

C. Valenciana

Tema del día
Camps reclama al Gobierno que invierta más en la Comunitat para liderar la España del siglo XXI
El jefe del Consell dice que en 2008 se llegará al millón de empleos creados en 10 años
14.12.07 - 13:09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Camps reclama al Gobierno que invierta más en la Comunitat para liderar la España del siglo XXI
Milagrosa Martínez, Guillermo Zarranz, Francisco Camps, Carlos Mas y Rita Barberá.
El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, reivindicó ayer que la Comunitat Valenciana reciba una inversión estatal acorde con la riqueza que genera y el crecimiento demográfico experimentado en los últimos años. El jefe del Consell, que inauguró los desayunos de trabajo PricewaterhouseCoopers-LAS PROVINCIAS, afirmó que invertir en la Comunitat es generar riqueza para el conjunto de España.

La primera edición del foro de debate congregó a unas 300 personas en el Hotel Balneario de Las Arenas. Los asistentes fueron recibidos por los organizadores. Por parte de PricewaterhouseCoopers, el presidente de la firma en España, Carlos Mas, y por LAS PROVINCIAS, el presidente del Consejo de Administración de Federico Domenech S.A., Guillermo Zarranz, y el director de LAS PROVINCIAS, Pedro Ortiz. Entre los asistentes, varios miembros del Consell, la presidenta de Les Corts, la alcaldesa de Valencia, el presidente de Cierval o sus homólogos en la Cámara de Comercio y Feria Valencia.

Camps se mostró muy reivindicativo durante un discurso que duró 40 minutos y en el que hizo un repaso exhaustivo tanto de los éxitos conseguidos por su Gobierno como de promesas para los próximos años, entre las que destacan la inversión en vivienda y las rebajas fiscales.

El presidente de la Generalitat afirmó que la Comunitat "debe y puede liderar la España moderna y sin complejos del siglo XXI", pero señaló que para ello necesita de inversiones estatales que reclamará "gobierne quien gobierne". Señaló que los valencianos ejercieron de actores secundarios en el desarrollo de España durante años, pero que ahora les toca ser actores principales "en las decisiones nacionales económicas, sociales y políticas del futuro".

El jefe del Consell afirmó que la Comunitat cuenta con una base sólida para encarar el futuro, pero para seguir creciendo es necesario que se cumplan algunas premisas, como la reforma del sistema de financiación para adecuarlo al millón de valencianos de más que hoy viven en la Comunitat. Camps aseguró que este reconocimiento no es baladí, ya que la Comunitat figura entre las cuatro autonomías que aportan al conjunto nacional más de lo que reciben. La diferencia, explicó, radica en que las otras tres están por encima de la media de la renta per cápita nacional, y los valencianos, por debajo.

Además de la financiación, el presidente de la Generalitat reclamó la mejora de infraestructuras para que la Comunitat siga creciendo a buen ritmo. Destacó el retraso en la llegada del AVE a la Comunitat, en especial a Alicante y Castellón.

Para Camps, no se han cumplido las previsiones del Gobierno para que el tren de alta velocidad llegue a Valencia -la última fecha fijada es 2010, aunque en su día se barajó 2007-, pero aún es más grave lo que ocurre con Alicante o Castellón. El jefe del Consell señaló que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "tiene desprogramada" la conexión del AVE con Alicante, así como la puesta en marcha del tren que conecta Valencia con Castellón y el Corredor Mediterráneo.

La necesidad de una red ferroviaria de alta capacidad para mercancías tampoco fue obviada por el presidente, que recordó que la Comunitat ocupa un lugar estratégico en el Arco Mediterráneo. El gran caballo de batalla entre el Consell y el Gobierno central, el agua, tampoco faltó en el discurso del presidente. Camps volvió a exigir la rehabilitación del trasvase del Ebro para que la Comunitat reciba 350 hectómetros cúbicos de agua que en la actualidad van a parar al mar. "Son el aporte necesario para garantizar el futuro del territorio valenciano", dijo.

La reivindicación tenía ayer más sentido si cabe que en otras ocasiones, ya que el Tribunal Constitucional acababa de confirmar la legalidad del Estatuto valenciano que Aragón había recurrido precisamente por el artículo que hace referencia al derecho a recibir agua. Horas después el Alto Tribunal también rechazaría el recurso de Castilla-La Mancha.

Aprovechó, al insistir en el déficit hídrico, en que el Gobierno de Zapatero "no ha hecho nada" en estos cuatro años por la Comunitat, "sólo la derogación del trasvase del Ebro". Por ello, dijo estar preocupado "como presidente y como valenciano" por un nuevo triunfo electoral del PSOE. No obstante, aseguró estar convencido de que el PP ganará las elecciones y de que Mariano Rajoy "atenderá nuestras peticiones e intereses de manera pronta y eficaz".

La cuarta pata de la mesa es la seguridad ciudadana. Camps recordó la petición de 2.000 agentes dirigida al Gobierno nacional, una dotación clave para apostar por la prevención del delito y la efectividad policial.


Empleo y urbanismo
Camps también desgranó cuáles son los objetivos que persigue para los próximos años. La estabilidad política pasa por el crecimiento económico y la creación de empleo. El jefe del Consell recordó que en los últimos cuatro años se han creado 400.000 puestos de trabajo y auguró que si todo sigue como hasta ahora, el año que viene se cerrará un ciclo de 10 años en el que se habrá creado un millón de nuevos empleos.

Camps indicó que invertir hoy en la Comunitat es una garantía de futuro y que no hacerlo supone practicar una "ceguera política". Aseguró que el Consell tiene entre sus prioridades continuar con la rebaja de impuestos, de la que se beneficiarán 3,4 millones de valencianos. El presidente valenciano citó la rebaja en el IRPF de 0,25 puntos porcentuales de la escala autonómica, así como el aumento de la deducción por vivienda habitual en el IRPF y la supresión de los impuestos de sucesiones y donaciones, al que se sumará de forma progresiva la desaparición del impuesto de patrimonio.

Entre los objetivos de Camps está seguir desarrollando grandes proyectos como la Ciudad de las Artes, la Volvo Ocean Race o la Ciudad de la Luz que, según señaló, suponen un impacto sobre la renta de 5.000 millones de euros. Además, reiteró su apuesta por las energías renovables y por retomar proyectos urbanísticos parados. Camps indicó que prevé que el año que viene la Generalitat pueda aprobar entre el 50% y el 60% de las propuestas de desarrollo urbanístico. Entre las más ambiciosas figuran la construcción de 145.000 VPO, así como la edificación de viviendas de renta libre y de industrias, para las que habrá 20 millones de metros cuadrados.

Ante la inquietud empresarial ante la pérdida de fondos Objetivo 1, Camps prefirió ver como un éxito que se haya pasado a ser una región de competitividad.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS