Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sucesos

Estás en: Las Provincias > Local > Sucesos
Sucesos
Los narcotraficantes de Dénia usaban radares para eludir las patrulleras
La red distribuía la droga a toda España desde un piso en el municipio de Torrent
14.12.07 - 08:03 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Dos policías nacionales se disponen a entrar con subfusiles en uno de los chalés registrados.
Los 12 narcotraficantes detenidos la semana pasada en Dénia tras el registro de una vivienda del quinto piso de la conocida como la Finca Rosa pertenecían a un grupo perfectamente organizado. La banda se dedicaba a introducir hachís en la costa dianense para después distribuirla por toda España desde una casa que tenían en Torrent.

Como ya adelantó en exclusiva LAS PROVINCIAS, los agentes de la Policía Nacional se incautaron de más de cuatro toneladas de hachís en dos embarcaciones que utilizaban para transportar la droga. Ambas fueron detectadas en la playa de l'Almadrava de Dénia.

La forma de actuar de este grupo, cuyos integrantes permanecen en la prisión de Fontcalent desde el sábado, consistía en recoger la droga en un lugar próximo a Marruecos con una embarcación en la que cargaban los fardos de hachís a unas cinco millas de la playa.

Desde allí, la droga se trasladaba a otros dos navíos, situadas a 10 millas de la costa, para depositarlas en la zona de l'Almadrava.

Para llevar a cabo esta operación, los traficantes utilizaban férreas medidas de seguridad. Así, empleaban radares con el fin de controlar la presencia de la policía y evitar ser sorprendidos mientras descargaban el hachís en la playa. Además, en tierra, algunos de los detenidos se encargaban de la vigilancia.

El miércoles, tras seis meses de investigación, un helicóptero de la policía detectó el momento del desembarco de la droga y posibilitó el éxito de la operación Kika.

El helicóptero observó el preciso instante en el que se cargaba la droga en las dos embarcaciones. Una de ellas llegó hasta la playa con 59 fardos a bordo y cuatro personas. La otra lancha, con 81 fardos y el patrón, se averió en el mar y fue abordada por una patrullera de la policía. Justo ayer, un pesquero de la cofradía dianense encontró un fardo de hachís entre sus redes, que podría haber sido lanzado al mar por los narcos al verse sorprendidos.

La operación Kika ha sido un trabajo conjunto de distintos departamentos de la Policía Nacional. En un primer momento se detuvo a cinco hombres y posteriormente realizaron registros en tres viviendas de Xàbia, Dénia y Torrent. Los agentes intervinieron, entre otros efectos, un subfusil, munición, siete vehículos de lujo, cinco embarcaciones, numerosos joyas, relojes de lujo, 45 teléfonos móviles y uno satélite, 1.100 euros en metálico y 3 GPS.

El grupo estaba liderado por Luis Fernando M., alias Lucas, y los otros 11 integrantes, la mayoría españoles, a excepción de un alemán, un marroquí y un polaco. Los detenidos tenían una importante infraestructura en la costa valenciana, con vehículos, viviendas de seguridad, barcos, sistemas de comunicación y fuertes contactos con importantes proveedores marroquíes de droga.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS