Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

Estás en: Las Provincias > Portada
el rincón del pediatra
Mi hijo se come las uñas
07.12.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Mi hijo se come las uñas
Morderse las uñas es un reflejo ante problemas cotidianos.
Los profesionales sanitarios llamamos onicofagia a este trastorno o comportamiento que es muy habitual en la infancia, adolescencia y edad adulta, pudiendo afectar a una parte importante de la población infantil. Se suele iniciar sobre los tres años de vida que es el momento en que el niño ya ha desarrollado toda la dentición llamada de leche, sin haber ninguna erupción más hasta los seis años en que ya empiezan a aparecer los dientes definitivos, además a esa edad, los niños ya disponen de una coordinación óptima para realizar sus propios movimientos.

Los psicólogos son los profesionales que atienden a la mayoría de niños con este problema y refieren que el hábito de chuparse el dedo puede ser el inicio de una actitud de onicofagia posterior y la existencia de problemas familiares, escolares o incluso de aburrimiento, hacen que se vean abocados a ella.

Como hemos dicho antes, se suele iniciar en la primera infancia y si no se corrige puede llegar a la edad adulta en la que un 10% de la población mayor de 40 años la padece. Es un trastorno que ocasiona un problema antiestético en los dedos, ya que las uñas están casi ausentes en la mayoría de los casos debido a que cuando crecen, son mordidas y desaparecen, además mordisquean sin piedad la zona adyacente del lecho ungueal pudiendo ocasionar problemas infecciosos como cercadedos por el levantamiento de la cutícula e infección subsiguiente de la zona. Por otro lado al no tener uñas o estar estas muy rasas, se ven impedidos de realizar tareas en las que se utilicen como coger o separar pequeños objetos en los que se necesite el concurso de las mismas.

Por último, la consecuencia del problema, no es no tener uñas sino que el trastorno llega más allá ya que se ven implicados los dientes por el mecanismo continuo de mordida de una capa córnea ocasionando un desgaste del borde de los dientes, dando lugar a lesiones permanentes que precisan el concurso del odontólogo para solucionarlos.

El tratamiento es complejo sobre todo por los resultados tan dispares que obtenemos. En los más pequeños, es importante el distraer su atención cuando se están mordiendo las uñas, no aconsejamos el reprimirlos o el pintarlas con sustancias repelentes que a la larga se acabarán acostumbrando. Por ello lo mejor es cuando veamos a nuestro hij@ morderse las uñas, deberemos de ofertarle una alternativa como pintar o hacer cualquier otro ejercicio que implique a las manos como instrumento de trabajo. Y ojo, no caigamos en el tópico de decir que el niño es igualito que el padre hasta en lo de comerse las uñas. Esto es conformismo y no resuelve el problema.

Una vez el niño va madurando, si el problema persiste, será muchas veces necesario el concurso del psicólogo clínico el cual deberá abordar el trastorno desde su perspectiva, poniendo al alcance las chico todos los mecanismos psicológicos para ayudarle a afrontar y tratar el problema, así en términos generales el hecho de morderse las uñas es un mecanismo reflejo ante problemas cotidianos normales, deberemos de identificarlos e intentar evitarlos, es decir evitar el binomio causa-efecto, como puede ser ver una película de terror y morderse las uñas, ergo evitemos ver dichas películas.

Por último, para los que están totalmente decididos a abandonar dicho vicio, el odontólogo valenciano Dr. Ilzarbe ha diseñado una férula removible que es muy eficaz para impedir que se produzca la mordida por lo que es imposible el morderse las uñas utilizando dicho artilugio.

clinicagarciasala@ono.com
Vocento
SarenetRSS