Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

Estás en: Las Provincias > Portada
el rincón del pediatra
El colesterol (2)
09.11.07 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El colesterol (2)
Un niño frenta a alimentos de la llamada dieta mediterránea.
Como ya comenté, el colesterol es una especia de "grasa" que circula por la sangre, adhiriéndose a las paredes de los vasos sanguíneos ocasionando con el tiempo obstrucción de los mismos con el correspondiente riesgo de arteriosclerosis, trombosis, embolias, infartos de miocardio e hipertensión arterial. Cuando la cifra de colesterol total es superior a 200 mg/dl, se debe de determinar las fracciones del mismo que son fundamentalmente el HDL-colesterol o colesterol de alta densidad o colesterol bueno cuya misión es retirar el colesterol sobrante de las arterias como si de un desatascador se tratara y el LDL-colesterol o colesterol de baja densidad o colesterol malo pues es el responsable de depositarse en las arterias y obstruirlas con el tiempo. La suma de ambos, a grandes rasgos nos dará la cifra total de colesterol.

La alimentación es fundamental para prevenir y controlar el aumento del colesterol, sobre todo del LDL-colesterol o colesterol malo. Así, como recomendación general y fundamental para los niños que tienen el colesterol alto y evitar su exceso deberemos de seguir siendo fieles a la dieta mediterránea la cual además de ser muy equilibrada es muy recomendable para mantener a raya al colesterol. Deberemos de olvidarnos de la grasa visible de la carne y de la piel del pollo y de las aves, evitando el consumo importante de embutidos, pastelería industrial y vísceras como sesos, riñones, hígado, etc. Es importante el sustituir la mantequilla, la margarina y el tocino por aceite de oliva, no abusar del huevo entero, la clara es buena pero no tomar más de dos yemas a la semana y la leche y derivados que son fundamentales deberán ser desnatados o semi desnatados.

El consumo de cereales (pan, pasta, arroz) debe de ser diario, limitando a dos días por semana las pastas al huevo y prohibiendo la bollería industrial. Los pescados blancos y azules se pueden tomar todos los días, limitando a un par de veces a la semana los mariscos, las sardinas en lata y desaconsejándose las huevas de pescado y la mojama. Las aves sin piel pueden consumirse 2 a 3 veces por semana evitando el pato y el ganso. Los vegetales y frutas deben de estar presentes todos los días, limitando tan solo el consumo de aguacates a dos veces a la semana. La leche ya hemos dicho que deberá de ser desnatada o semi desnatada, evitando los quesos duros y cremosos. No dar más de dos huevos enteros a la semana. El consumo de carne roja estará limitado a dos días por semana, desaconsejándose el consumo de hamburguesas, salchichas y embutidos. El aceite debe de ser de oliva o girasol, desaconsejándose la manteca de cerdo y mantequilla. Los postres deberán de ser caseros y preparados con leche descremada, limitar la miel y caramelos y por supuesto evitar la pastelería industrial y los chocolates. Por último aumentar el consumo de agua y zumos naturales rechazando los muy azucarados.

Si a pesar de estas recomendaciones nuestro hij@ padece una hipercolesterolemia, nuestro pediatra nos remitirá al especialista el cual valorará la posibilidad de iniciar tratamiento médico para corregir el problema aunque en general la medicación que utilizamos no solemos emplearla en menores de 10 años. Por otro lado deberemos de fomentar el deporte en la infancia y en la adolescencia que además de sano es muy saludable para rebajar el colesterol.

clinicagarciasala@ono.com
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS