Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

C. Valenciana

VISITA DE LOS PRÍNCIPES A VALENCIA
Los Príncipes reciben el calor de los valencianos
Los Príncipes de Asturias recibieron el cariño de los vecinos a lo largo de una maratoniana visita que comenzó a mediodía y finalizó casi a medianoche

Los Príncipes de Asturias realizaron ayer una maratoniana visita a Valencia. Llegaron a mediodía y se fueron a medianoche. En el intervalo de doce horas tuvieron tiempo para presidir dos inauguraciones, la de la nueva sede de la Cámara de Comercio y la de la exposición de Sorolla en el Centro Cultural Bancaja, y acudir a la gala de la Noche de la Economía Valenciana. Durante la intensa jornada cultural y económica se vieron constantemente arropados por los valencianos. Miles de personas saludaron y vitorearon a don Felipe y doña Letizia durante su estancia en Valencia.

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los Príncipes reciben el calor de los valencianos
Camps, los Príncipes de Asturias, Fernández de la Vega, Barberá y Olivas, ayer en Valencia, durante la inauguración de la exposición de Sorolla.
Los valencianos demostraron ayer su cariño a los Príncipes de Asturias durante una maratoniana jornada en la que don Felipe y doña Letizia se vieron siempre arropados por los gritos de ánimo y alegría de los asistentes a los distintos actos que presidieron en Valencia.

Desde las 11 horas, la gente guardaba posición de privilegio en la acera frente a la nueva Cámara de Comercio. Ya en ese momento, decenas de agentes de la Policía Local regulaban el tráfico a lo largo del recorrido que harían los Príncipes.

La visita no pilló de sorpresa a los comerciantes de la calle Jesús. ''Hace un mes, vinieron a pedirnos los datos", comentaba el propietario de una tienda de láminas y cuadros. ''Al de la droguería le han pedido que limpiase los toldos", indicaba Suso a la clientela de su bar. A las 11.30 horas, en la acera frente a la Cámara habían ya 300 personas.

Al igual que en las fincas siempre hay algún residente que se propone como presidente de la comunidad, y en las bodas alguien dispara una traca, una comentarista oficiosa surgió entre los cientos de valencianos que acudieron a la inauguración de la nueva sede de la Cámara de Comercio. Toñi, vendedora en el vecino Mercado de Jerusalén, llegó exultante: "vengo para contárselo luego a todos los del mercado".

''Yo he estado mucho aquí, cuando era la Seguridad Social", relataba Amparo, vecina del barrio, quien aseguraba que el antiguo edificio era "tercermundista". A las 12 horas, la calle Jesús estaba colapsada.

El arzobispo de Valencia y cardenal electo, Agustín García-Gasco, llegó a las 12.05 horas. Primeros aplausos del día. "Qué bonita homilía hizo el otro día", recordaba Nelida justo cuando aparecía la consellera de Industria, Belén Juste, quien tras besar el anillo arzobispal le plantó otros dos besos en las mejillas a García-Gasco, ante lo que Toñi comentó: ''en la Iglesia se ha relajado también el protocolo". La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, llegó a las 12.10 horas. Gran aclamación. Vítores de "Rita, Rita". "Va de negro, muy elegante", apuntaba Toñi. Otro coche oficial, el del conseller Gerardo Camps, apareció a las 12.12 horas. Dos autobuses taparon la visión a los asistentes. Airadas protestas y peticiones de que se cortase el tráfico de inmediato.


Gritos y emoción
A las 12.15 horas, un par de gritos emocionados saludaron al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, quien bajó del coche y se hizo acompañar de la alcaldesa para saludar a los asistentes y, de paso, admirar la fachada del edificio. Tenían poco tiempo. Con una puntualidad digna de elogio se cortó el tráfico, y a las 12.20 horas apareció la comitiva llegada de Madrid. Del primer vehículo salió la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Silencio. "Pues no es tan delgada", susurró Toñi, a lo que Nelida añadió: "al menos no viene Zapatero, que ese sí me cae mal". Sin dar tiempo para más análisis político, del segundo vehículo, por fin, bajaron los Príncipes de Asturias. Aclamaciones, gritos y aplausos. "Ella sí está muy delgada", indicó Toñi, que se perdió el vestido negro que lució doña Letizia cuando, otra vez puntuales, llegó a las 18.45 horas junto a don Felipe al Centro Cultural Bancaja. A la inauguración de la exposición de Sorolla aún acudió más gente que a la Cámara.

Frente a la puerta del recinto expositivo se concentraron muchos entusiastas, a los que había que sumar los que colapsaron la mediana entre Capitanía General y el edificio que alberga los cuadros de Sorolla. En total, cerca de 3.000 personas, según Bancaja. La temperatura, en torno a los 18 grados, fue benigna con los valencianos, que de nuevo, y desde las 17 horas, esperaban la llegada de los Príncipes. La inmensa mayoría eran mujeres. "El año pasado vi a los Reyes, y sólo me faltaban los Príncipes, así que me he venido", confesaba Estefanía, quien, como la gran mayoría de asistentes, gritó "guapa" y, sobre todo, "guapo", ante la llegada de don Felipe y doña Letizia. Durante varios minutos estrecharon las manos del numeroso público congregado, que coreaba sus nombre en todo momento. Hora y media después se encaminaron a Feria Valencia para presidir la Noche de la Economía Valenciana.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS