Una zona de la dársena pensada para actividades familiares, culturales y deportivas

Dos ciclistas contemplan una de las piezas de Miró. / eFE/ Juan Carlos Cárdenas
Dos ciclistas contemplan una de las piezas de Miró. / eFE/ Juan Carlos Cárdenas

El grupo municipal de Ciudadanos pide a Ribó que cumpla los ejes marcados en el plan estratégico de la Marina

I. D. VALENCIA.

Actividades deportivas, familiares y culturales. Son los tres ejes sobre los que asienta la programación impulsada por el Consorcio Valencia 2007 para dinamizar la Marina, llamado a ser el nuevo espacio de encuentro de los vecinos del cap i casal.

Así se refleja también en distintos documentos del Consorcio, como la memoria de actividades de 2017, donde la entidad repasa las acciones realizadas el pasado ejercicio. Todo con el objetivo de «hacer de la Marina el motor de transformación económica de Valencia y recuperarla como la gran plaza pública marítima de los valencianos». En este sentido, se destaca que se fomentó la realización de eventos de carácter deportivo, cultural y familiar «a través de bonificaciones en las tarifas de alquiler de espacios».

«Destaca la diversidad en la programación de los eventos: se propusieron actividades de índole tanto deportiva como familiar y cultural. El resultado de esta variedad ha sido muy positivo con una gran afluencia de público en La Marina, en vista de convertirse en un referente cultural de Valencia», se señala en otra de las páginas de la memoria de 2017.

Más dotaciones infantiles

Por ello, desde el grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, su portavoz, Fernando Giner, reclamó al órgano gestor de la Marina y al alcalde, Joan Ribó, que cumpla con esos objetivos.

«La exposición nos gusta, pero la cuestión es si el lugar es el adecuado», se preguntó Giner a raíz de la polémica suscitada por las esculturas sexuales del alcoyano Antoni Miró, quien, por cierto, tiene otra exposición en un lugar muy próximo a la antigua base del Alinghi. Así, la sala Las Atarazanas acoge 81 obras que reivindican el componente milenario del Tribunal de las Aguas. La muestra, que estará abierta al público hasta el 14 de octubre, se enmarca en los actos previos al décimo aniversario de la institución como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco.

Sobre la muestra que se verá en la Marina a partir del martes 25, Giner lamentó que se quiera convertir la dársena en «un lugar de disfrute de las familias y vecinos los domingos y no sabemos si esto sostiene la estrategia de la propia Marina. Ribó tiene que comprender que no es el dueño de las calles de Valencia. La calle es de todos y tiene que ser un disfrute para todos los ciudadanos».

«La Estrategia 3 de La Marina habla de aumentar las dotaciones de ocio infantil. ¿Se refieren a esto? ¿O es que aquí nadie saber por dónde va?», reclamó el portavoz de Ciudadanos.