Vecinos y comerciantes piden que se prohíba la circulación de bicis en zonas peatonales

Un grupo de ciclistas pasa por la plaza de la Virgen este verano. / irene marsilla
Un grupo de ciclistas pasa por la plaza de la Virgen este verano. / irene marsilla

Las asociaciones plantean la restricción completa en la nueva ordenanza y que los ciclistas vayan a pie

P. MORENO

valencia. Tanto la asociación de comerciantes del centro histórico como la Federación de Vecinos abogaron ayer para que la futura ordenanza de Movilidad, un documento que no se conoce pero que podría salir a exposición pública en septiembre, incluya la prohibición total de circular en bici por las calles peatonales.

Fuentes de la primera entidad indicaron que la normativa actual es muy confusa, donde el artículo 36 señala que «en tanto y cuanto no exista señal de prohibición que lo impida, las bicicletas podrán circular por calles o zonas peatonales», aunque cita dos veces a continuación que la preferencia es siempre para los viandantes, añadiendo una serie de matices en cuanto a las distancia mínimas a mantener con las fachadas y los peatones.

La situación ha cambiado respecto a cuando se aprobó la normativa, con un tráfico de ciclistas que ha ido en aumento por las calles del centro, donde lo más notorio es la presencia de grupos de turistas en las zonas monumentales. De ahí que los comerciantes añadan que el Consistorio «debe emprender una ampliación de toda la señalización; si se producen problemas ahora porque los turistas van por las aceras, se debe en parte a esto».

La normativa actual permite el paso de ciclistas pero con la preferencia para los viandantes

Las mismas fuentes señalaron el ejemplo de lo que sucede en otros países europeos. «Las ciudades más turísticas tienen señalización para que los ciclistas vayan a pie en las calles peatonales, además de paneles que avisan incluso de precaución por robos en la zona», comentaron.

La Federación de Vecinos anunció por su parte la reivindicación de que todas las aceras y calles peatonales «sean para los viandantes, sin excepción». A partir del 1 de septiembre, la entidad tiene previsto reunir a las asociaciones para acordar la estrategia sobre la nueva ordenanza, en concreto las alegaciones que se tramitarán.

«El refugio del peatón es la acera», subrayaron, para plantear también dudas sobre la incorporación del patinete eléctrico como un vehículo más en la circulación de Valencia. «¿Qué pasa donde no hay carril bici?», se preguntaron. En las últimas reuniones de la Mesa de la Movilidad «no se llegó a nada definitivo, está todo abierto. Como ejemplo, no tenemos ni un papel del Ayuntamiento para estudiarlo, ni siquiera con ejemplos de lo que pasa en otras ciudades».

Las condiciones de carga y descarga en las calles peatonales salieron también a colación entre las críticas de los comerciantes. Fuentes de la entidad precisaron que «el Ayuntamiento no ha hecho nada de lo que hemos pedido estos tres años. Muchas reuniones para nada».

Citaron ejemplos como el descontrol en algunas zonas donde «los vehículos tapan los escaparates. Tampoco se sabe nada de la petición de hicimos de compartir el espacio de las paradas de taxis hasta las once de la mañana y estamos cansados de ver cómo se rompe el mobiliario urbano por los alcances».

En la calle En Sanz, por ejemplo, la peatonalización se completó con «una docena de bancos de piedra que se han ido rompiendo poco a poco». En una de las reuniones se planteó una ampliación del horario (ahora se permite hasta las once de la mañana), a lo que los comerciantes replicaron con la solicitud de que se pintaran las zonas autorizadas.

«Nada de esto se ha hecho», criticaron en alusión a la gestión del concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi. Tanto el Consistorio como la asociación del sector han realizado estudios sobre la situación de la carga y descarga en toda la ciudad, que serán presentados en breve.

Desde la Federación de Vecinos añadieron que «no sabemos nada más de la ordenanza, por lo que todo está por conocer y debatir entre las asociaciones». Algunas de las cuestiones planteadas es que la circulación de los patinetes tendrá las mismas condiciones que las bicicletas en los carriles bici, por lo que si se mantiene la velocidad máxima actual, será de 15 kilómetros por hora.

Más

Fotos

Vídeos