Vecinos de Benimaclet denuncian la vuelta del botellón a la alquería Serra

Restos de botellón en el entorno de la alquería, ayer. / jesús signes
Restos de botellón en el entorno de la alquería, ayer. / jesús signes

Restos de basura y olor a alcohol y orines rodean la finca, declarada Bien de Relevancia Local y que goza de protección patrimonial

Á. S.

valencia. Los vecinos del norte de Benimaclet no pegaron ojo en la noche del sábado al domingo. El motivo fue otra fiesta organizada en el entorno de la alquería Serra, junto al cementerio de Benimaclet. Los restos aún se podían ver ayer por la mañana en forma de basura sin recoger. La Policía Local recibió varias llamadas por molestias derivadas del ruido.

El caso es que no se trata de algo que haya ocurrido de manera extraordinaria. De hecho, Antonio Pérez, presidente de la Asociación de Vecinos de Benimaclet, explicó ayer a este diario que este tipo de 'raves', si bien no se celebran todos los fines de semana, tampoco son algo «que pase de uvas a peras». «Lo normal es que ocurra en los meses de primavera, porque cuando hace calor se van a otros sitios», explica el dirigente vecinal.

La alquería Serra es Bien de Relevancia Local, pero tanto los vecinos como el Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural han solicitado que el Consistorio y la conselleria de Cultura aumenten el nivel de protección del inmueble. Los propietarios del edificio, asegura Pérez, tienen encima de la mesa dos ofertas para vender la alquería pero no se deciden a ceder la propiedad del enclave.