Vecinos de Benimaclet critican los ruidos de conciertos ilegales en la alquería de Serra

Alquería de Serra, junto a la ronda Norte, a la altura de Benimaclet. / lp
Alquería de Serra, junto a la ronda Norte, a la altura de Benimaclet. / lp

El Síndic abre el quinto expediente para exigir que el Ayuntamiento proteja el edificio tras la denuncia del Círculo por la Defensa del Patrimonio

LOLA SORIANO VALENCIA.

Los vecinos de Benimaclet exigen un mayor respeto del patrimonio cultural de la huerta. Una de sus principales reivindicaciones es que se proteja de forma efectiva la alquería de Serra, una construcción del siglo XVI donde grupos de jóvenes organizan conciertos ilegales.

Desde la asociación de vecinos, uno de sus portavoces, Paco Guardeño, explica «el edificio está declarado Bien de Relevancia Local, pero la protección no puede ser efectiva si, de hecho, se está permitiendo que esté ocupada y que monten conciertos de música hasta altas horas de la madrugada. Está protegida sobre papel, pero debería de estarlo también la vida real».

Los conciertos se han producido durante vacaciones, «pero en este mes de septiembre el ruido se sigue generando y se escucha claramente en las primeras fincas del barrio, en calles como Real de Gandia, Poetas Anónimos o hasta la finca de 'Espai Verd'. Aunque aleguen que están al lado del cementerio, sí molesta a los vecinos del barrio», añaden desde la entidad vecinal.

La asociación Círculo de la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, también ha dado la voz de alarma ante el Síndic de Greuges. «Ya habíamos hecho cuatro denuncias ante el Síndic sobre este problema. En todos los casos el Síndic realizó unas recomendaciones al Ayuntamiento y nos consta que estos días de nuevo se ha dirigido al Consistorio para pedirles que tomen medidas efectivas», indica César Guardeño, portavoz de esta asociación.

Según detalla, «es la quinta vez que se abre el expediente por la ocupación ilegal y los ruidos y fiestas que se organizan en esta alquería. Será histórico porque no teníamos ningún caso que se haya tenido que llegar a una quinta llamada de atención», según César Guardeño.

Desde la asociación vecinal indican que «el problema es que la alquería tiene muchos propietarios, pero si el Ayuntamiento les obligara a vallar, habría menos conflictos. Pedimos que la rehabiliten y si no pueden, que la cedan a la administración». Partidos como Contigo Somos Democracia también han lanzado su apoyo a esta reivindicación. El diputado y presidente José Enrique Aguar, explica que «los incidentes son habituales en esta alquería. En febrero el dueño ya denunció que la alquería estaba ocupada, pero no se ha desalojado y hacen fiestas con cerca de un centenar de personas que se alargan varios día». Según Aguar, «el alcalde Joan Ribó tiene abandonados los barrios tanto de Benimaclet, como de Benimàmet o del Cabanyal».

Fotos

Vídeos