Los vecinos afirman que la ordenanza de Movilidad eleva el riesgo de accidente

Carril ciclista en la avenida del Puerto, ayer. / j. monzo
Carril ciclista en la avenida del Puerto, ayer. / j. monzo

La federación lamenta que se rechacen las alegaciones contra el paso de bicicicletas y patinetes eléctricos por las calles peatonales

P. MORENO

valencia. La aprobación de la ordenanza de Movilidad, que será definitiva la próxima semana, provocó ayer las críticas de la Federación de Vecinos, al entender que algunos artículos de la futura normativa suponen un riesgo de aumento de accidentes de tráfico.

«Creemos que se pueden dar problemas de conviviencia tanto entre ciclistas y usuarios de patinetes con viandantes como entre los dos primeros y el resto de vehículos motorizados, puesto que no se han admitido las alegaciones presentadas por esta Federación en las que pedíamos que en calles y plazas peatonales bajaran del vehículo y fueran caminando junto a los viandantes».

El estudio de las 25 alegaciones presentadas por la entidad ha dado un resultado pobre en cuanto a las estimaciones. De los tres artículos que se modificarán por peticiones vecinales, en dos casos se trata de correcciones parciales y el tercero, simplemente incluir que los vehículos de movilidad personal (patinetes eléctricos) deban llevar freno por obligación.

Giner: «Modificaremos la ordenanza para garantizar la seguridad de todos los usuarios» Català: «Revisaremos todas las decisiones tomadas en movilidad los últimos cuatro años»

«Tampoco se ha estimado la obligación de que siempre que exista un carril bici sea obligatorio circular por ese espacio», añadieron, para insistir en que «debían haber tratado a los patinetes de forma unificada en cuanto a velocidades y resto de obligaciones puesto que es casi imposible diferenciar a simple vista los de tipo A y los de tipo B. Por lo que a la Policía Local le será complicado controlar a estos usuarios».

La diferencia se produce por las dimensiones y peso del patinete. En el primer caso, el casco no es obligatorio, mientras que en el segundo, los usuarios no podrán circular por calles peatonales. Esto es lo que deben dilucidar los agentes apenas en un segundo, cuando vean pasar estos vehículos eléctricos.

La aprobación de la ordenanza también provocó las reacciones de la oposición municipal. El portavoz municipal de Ciudadanos, Fernando Giner, dijo que tras las elecciones del 26 de mayo y un gobierno de esta formación, «modificaremos sustancialmente la ordenanza de Movilidad para garantizar la seguridad de peatones, ciclistas, motoristas y automovilistas».

El edil señaló que tras el proceso de alegaciones, el alcalde Ribó se obstina en «mantener todos los aspectos peligrosos de la ordenanza, como que los ciclistas puedan circular en contradirección o saltarse los semáforos contraviniendo el Reglamento de Circulación. Ha convertido en opcional el registro de bicicletas, permitirá ir por la calzada en tramos con carril bici e incluso por algunos carriles reservados para la EMT y Taxi», esto último sobre los considerados con sobreancho. «Aspiramos a una ciudad cómoda y abierta mientras la ordenanza de Movilidad conduce a la ciudad hacia la inseguridad y el atasco».

Giner dijo por último que muchos «aspectos de la ordenanza van en contra de las alegaciones de la Policía Local de manera que Ribó ha impuesto de nuevo a la bicicleta en el centro de la movilidad a costa de reducir la seguridad a todas las opciones para moverse».

Por su parte, la candidata del Partido Popular a la alcaldía, María José Català, declaró ayer que creará una Dirección General dentro del Ayuntamiento formada por altos funcionarios, técnicos y expertos en movilidad que «analicen todas la decisiones que se han tomado en los últimos cuatro años».

Català explicó que muchas de las decisiones sobre movilidad que ha adoptado el tripartito no han contado con informes de la Policía Local y Bomberos, lo que «ha provocado incomodidades, y lo más grave no han mejorado la seguridad de los peatones». El análisis de las decisiones tomadas por el tripartito por parte de una Dirección General de técnicos y expertos, señaló, «es fundamental para incrementar la seguridad del peatón y evitar los fatales accidentes que se ha producido en avenidas como la del Oeste, que no descarto cambiar, después de los cambios en la circulación».