«Somos valencianos y queremos que dejen de meter el catalanismo en los colegios»

Asistentes durante la procesión cívica. / jesús signes
Asistentes durante la procesión cívica. / jesús signes

Los asistentes a la procesión cívica acuden con pancartas, globos, pañuelos y camisetas conmemorativas de la festividad

LOLA SORIANO

Valencia. Senyeras con forma de chaleco, de camiseta, de bolso, de sombrero o de abanico. Los valencianos salieron ayer a celebrar el día grande de la Comunitat haciendo guiños a la bandera en su ropa con el objetivo de rendir culto a la Real Senyera en una mañana donde el calor se hizo notar. Gente mayor, jóvenes y niños se dieron cita en la plaza del Ayuntamiento para recordar que Valencia tiene una cultura, tradición y lengua propia. Fueron muchos los asistentes que pidieron que cesen los ataques catalanistas. Sergi Leal, vecino de San Isidro, explicó que en días como estos «lo que tiene que quedar claro es que nunca seremos catalanes. Somos valencianos y queremos que dejen de meter el catalanismo en los colegios». Pau Martínez, añadió que no sólo es un día de fiesta, es «momento de sentirse orgullosos y de reivindicar que no somos catalanes, tenemos cultura y lengua propia. Algunos políticos tendrán que recordar que Valencia ha sido un reino. No somos Cataluña del sur».

Otra de las demandas más escuchadas en la procesión cívica del 9 d'Octubre fue que la Senyera vuelva a entrar en la catedral. Así lo manifestaron vecinas como Mari Carmen Ramo y Rosa Carsí, falleras de Virgen de la Cabeza. «Nos encanta presenciar el momento en que baja la Senyera por el balcón del Ayuntamiento y lo que no nos gusta es que la bandera no entre en la catedral, tiene que volver a presidir el Te Deum», dijeron.

María González, vecina que se ubicó en la calle de la Paz cruce con San Vicente, opinó que «ya es hora de que la Senyera vuelva a entrar en la catedral, como toda la vida».

Los asistentes recordaron que el Gobierno tiene pendiente la financiación justa con la Comunitat

Fueron varios los participantes que acudieron con el símbolo de los valencianos puesto sobre los hombros, a modo de capa. Este fue el caso, por ejemplo, de Pedro Vanacloche, de Patraix. Explicó que «hay que venir a acompañar a la Senyera. Los valencianos queremos que nos dejen en paz. Somos la resistencia frente al catalanismo».

Adrián Vela, de Torrent, acudió a la cita con la Senyera, un mocador, alpargatas tradicionales y una camiseta conmemorativa del 9 d'Octubre. «Es día de rendir honor a la Real Senyera y de reivindicar el valencianismo. Y que no nos hablen de catalanismo, en todo caso serán ellos los valencianos del norte o aragoneses del condado».

Vicent Corbalán, de Malilla, explicó que es el día «de la patria valenciana, de cualquier parte de la Comunitat. Y es una jornada para reivindicar una financiación justa y la dignidad de la lengua y cultura valenciana». Corbalán también hizo mención al escándalo por el saqueo de las cuentas de la EMT. «No entendemos cómo es posible que supuestamente les roben 4 millones de euros y los directivos de la empresa se suban el sueldo. Esto sólo pasa aquí. Grezzi debería de hacer un acto de contrición y reconocer que han metido la pata».

No fue la única referencia al desfalco de la EMT en esta jornada festiva. Un grupo de vecinos de Manises, Catarroja, Almássera y Benaguacil acudieron con un cartel donde se podía leer 'Se recompensará al que encuentre los 4 millones de la EMT'. También criticaron con un cartel la postura en contra del alcalde a la ampliación del puerto. En un amplio cartel se podía leer la frase 'Señor Ribó, si quiere beneficiar a Barcelona, directamente se va allí a gobernar. Usted será culpable de que centenares de familias del puerto terminen en el paro'.

En el recorrido hubo público que aplaudió la presencia del candidato popular nacional Pablo Casado. Vecinas como Concha Guillot reclamaron la presencia de Casado, que no dudó en acercarse. De inmediato le pidieron que se haga con la presidencia del Gobierno de España «porque el presidente que nos representa ahora va a arruinar a España, como ya hizo Zapatero», dijo Guillot.

Grupos valencianistas presentes tras las vallas recordaron lemas como 'Somos valencianos, no catalanes' o 'Hablamos la lengua valenciana, no un dialecto'. También denunciaron con pancartas que el conseller de Educación, Vicent Marzà, «riega con medio millón de euros a entidades catalanistas y asociaciones afines».

Entre el público se pudo ver a representantes falleros como Francisco Romero, presidente de la Federación de Primera A o Rafa Mengó, presidente de la Federación de Fallas de Especial, acompañado de sus compañeros de presidencia en la falla L'Antiga, Xelo Salavert y Quique Soler. También estaba rindiendo los honores a la Senyera la actriz valenciana M.ª Fernanda d'Ocón, que fue regina dels Jocs Florals de Lo Rat Penat en 2010. «Todos los años vengo a la procesión. Me encanta ver cómo la gente se vuelca con la Senyera».