Valencia ya puede cobrar las sanciones de tráfico a vecinos de otros municipios

ISABEL DOMINGO

valencia. El Ayuntamiento de Valencia ya puede cobrar las multas de tráfico y de ORA a conductores empadronados en otros municipios de la Comunitat y que no tienen cuentas bancarias en la ciudad de Valencia. Así se contempla en el convenio firmado ayer entre el Instituto Valenciano de Administración Tributaria y el Consistorio, ya que, hasta ahora las sanciones que se imponían en el cap i casal a personas que residían fuera no podían cobrarse mediante vía ejecutiva, ya que el Consistorio no tenía competencias para embargar las cuentas de sucursales de fuera de la ciudad.

Una de las primeras consecuencias del convenio es que va a permitir al Consistorio hacer efectivo el cobro de 152.780 multas del periodo 2011-2014 -por tanto, a punto de prescribir-, lo que se traducirá en unos ingresos de 16 millones, unos cuatro por cada ejercicio. La previsión de la Generalitat y el Ayuntamiento es que este mecanismo de cobro pueda extenderse a otros tributos municipales, como el IBI o el impuesto de vehículos.

Además, según explicó el conseller de Hacienda, Vicente Soler, se va a proponer a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias extender este convenio al resto de localidades de la Comunitat. Para las multas de residentes de otras autonomías la Generalitat cuenta con un acuerdo con la Agencia Tributaria.

A su juicio, es una iniciativa que supone «ganar en justicia, solidaridad y eficacia de los servicios municipales» y que ya se aplica en Madrid o Barcelona. Los funcionarios municipales serán los encargados de elaborar los informes de infracción, pero será la Agencia Tributaria Valenciana la que se encargará del cobro.

Para el alcalde, Joan Ribó, «aseguramos una mayor eficacia recaudatoria, pero sobre todo evitamos que muchos infractores de las normas de tráfico tengan impunidad en sus conductas».

 

Fotos

Vídeos