Valencia enseña sus adoquines

Adoquines y vía del tranvía entre la Estacioneta y Santa Mónica./Jaume Lita
Adoquines y vía del tranvía entre la Estacioneta y Santa Mónica. / Jaume Lita

Unas obras para construir un carril bici deja ver la antigua ruta del tranvía en la ciudad

Jaume Lita
JAUME LITA

Debajo de la Valencia que disfrutamos existe otra Valencia antigua. En esa ciudad sumergida entre tierra, piedras y cimientos de edificios actuales se conversan muchos restos históricos. Los restos del antiguo Palacio Real de Valencia están debajo del asfalto en la calle General Elio; en las obras del nuevo Mestalla también se dieron con vestigios de épocas anteriores a las que hoy vivimos; incluso en las últimas obras de canalización que se han acometido, entre otros puntos, ante las torres de Serranos se descubrieron los restos de una antigua puerta a la ciudad de Valencia.

Pero no solo los operarios y obreros se dan con resto de hace siglos, también con restos que llevan unas pocas décadas ocultos a la vista de todos. En las recientes obras que se realizan en la marginal izquierda del antiguo cauce del Turia se han dejado a la vista, de forma temporal, los adoquines y la vía que utilizaba el antiguo tranvía de Valencia.

Vías y adoquines.
Vías y adoquines. / J. Lita

Es un pequeño tramo el que se puede ver en la calle Cronista Riveres de las vías. Antiguamente las líneas 6 y 16 del tranvía de Valencia circulaban por las torres de Serranos, cruzaban el puente y entraban en la calle Sagunto. Otros tranvías llegaban hasta la conocida Estacioneta. Este tramo, ahora a la vista, se encuentra entre unos y otros.

Las obras que se están realizando en este punto de la ciudad es la construcción de un carril segregado a la marcha de vehículos para el tránsito de bicicletas. Desde la calle Trinidad, por Guadalaviar, Arco del Molino de Tendetes e incluso hasta Doctor Oloriz se podrá circular por este carril bici.