Valencia arremete contra el Consell y pide mejorar la depuradora de Pinedo

La playa junto al Náutico quita la bandera roja tras pasar la analítica, pero Valía pide una actuación urgente de limpieza en el azarbe del nuevo cauce

P. MORENOVALENCIA.

La concejala del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, cargó ayer contra la entidad de la Generalitat encargada del tratamiento de aguas residuales, la Epsar, al hilo del último cierre de la playa de Pinedo por vertido de aguas fecales. La edil reclamó las inversiones que necesita la planta depuradora de Pinedo, así como un sistema de limpieza del caudal en el azarbe del nuevo cauce, donde desaguan los sobrantes en caso de colmatación.

En su opinión, la ciudad no debe suffrir «las consecuencias del tratamiento de aguas residuales de muchos municipios. No estamos dispuestos a que permanentemente se esté afectando a nuestras playas», denunció, para indicar que el gobierno municipal «va a reclamar lo que le corresponde. Evidentemente hay que hacer inversiones porque el PP no las hizo en los 24 años que estuvo gobernando».

La playa izó ayer de nuevo bandera verde, tras el cierre del miércoles, un desfase que hay que mejorar. Valía comentó que el vertido se detecta el lunes y días después advertimos de que ha mejorado, aunque decretan el cierre». Reclamó a la Epsar que ejecute ya «un tratamiento de biorremediación en el azarbe» como el Consistorio hace en la desembocadura del viejo cauce, a la altura del corredor. «Funciona bien y hay resultados que podemos compartir», añadió.

LAS FRASESMaría José Catalá Portavoz del Partido Popular «La alarma no la genera la oposición sino los sucesivos cierres de las playas de la ciudad» Fernando Giner Portavoz de Ciudadanos «Ribó sólo ha gastado 20.000 euros de los 3,6 millones destinados a renovar el alcantarillado»

«Si la depuradora de Pinedo no es suficiente porque no recibe sólo aguas residuales de Valencia, que planifique. Así nosotros estaremos tranquilos y si tiene que hacer otra (depuradora), que la haga», continuó la edil, para reiterar que Valencia «no está dispuesta a sufrir consecuencias de tratamiento de aguas de otros municipios. Nosotros tenemos un plan de inversiones. Miramos al futuro y también para dejar a quienes vengan un sistema de saneamiento en condiciones».

Acusó por último al PP y a Ciudadanos de crear una «alarma totalmente desproporcionada» respecto a las playas. «Están peleándose para ver quién dice la barbaridad más grande y ver quién molesta más sin darse cuenta de que lo que están haciendo es perjudicar la imagen de Valencia», finalizó.

La portavoz municipal del PP, María José Catalá, afirmó que la «alarma no la genera la oposición, sino los sucesivos cierres de las playas que vienen realizándose desde el mes de julio». Afirmó que los vecinos preguntan y que «no se ha dado ninguna respuesta responsable, ni por parte de la consellera Mollà ni del alcalde Ribó».

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, denunció que el gobierno municipal sólo ha ejecutado el 0,6% de las obras de alcantarillado y colectores. «Ribó sólo ha gastado 20.000 euros de los 3.669.000 euros de la partida destinada a renovación de alcantarillado», criticó. «Esta cifra parece más bien una broma pesada si tenemos en cuenta la crisis del agua que padecemos», en referencia a los problemas en la red de alcantarillado.