«Tras 10 horas de turno, en la gota fría había agentes que no querían descansar»

La banda interpreta uno de los himnos que sonaron en el día de la Guardia Civil, ayer en el cuartel de Cantarranas./Jesús Montañana
La banda interpreta uno de los himnos que sonaron en el día de la Guardia Civil, ayer en el cuartel de Cantarranas. / Jesús Montañana

José Hermida General jefe de la VI Zona de la Guardia Civil | La Benemérita celebra el día de su patrona con un emotivo acto en el acuartelamiento de Cantarranas

ÁLEX SERRANO

La Guardia Civil celebró ayer en el cuartel de Cantarranas en Valencia el día de la Virgen del Pilar, patrona del cuerpo, con un acto solemne en el que se puso en valor el trabajo de los agentes durante la gota fría del pasado mes en la Vega Baja. Tanto el general jefe de la VI Zona de la Guardia Civil, José Hermida, como el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, agradecieron la labor a los agentes que trabajaron durante el temporal.

Hermida llegó a asegurar que él mismo había visto cómo «compañeros que llevaban 10 horas trabajando no querían descansar cuando íbamos a relevarles».

«Nuestro sistema de respuesta a las emergencias es uno de los mejores del mundo», destacó Hermida, que recordó algunas de las cifras del dispositivo que organizó el Instituto Armado durante el episodio de fuertes lluvias que anegó la Vega Baja y Murcia: 5 helicópteros para rescates, ocho equipos de rescate subacuáticos, 3.277 intervenciones con personas, 230 con vehículos y 20 con animales. «Todo ello nos ha hecho acreedores de la gratitud de los valencianos, como yo mismo pude notar en el desfile con la Senyera por las calles del Valencia el pasado 9 d'Octubre», dijo Hermida.

En el mismo sentido se expresó Fulgencio, que alabó «la excepcional respuesta» dada por los efectivos del Instituto Armado. Durante esos días, dijo, la Guardia Civil demostró «estar al servicio de la ciudadanía, velando por el orden y también, reconfortando a aquellos que veían como su hogar y las calles de su pueblo, quedaban sumergidos bajo las aguas». Además, Fulgencio hizo hincapíé en la igualdad dentro de la Guardia Civil: «Debe ser objetivo prioritario la igualdad, tanto en número de efectivos como en puestos en todas las áreas de trabajo y también en los de mayor responsabilidad y representación».

Según el delegado, la capacidad que tienen los miembros de la Guardia Civil «para estar al lado de la gente, les ha convertido en la institución que más confianza genera en los ciudadanos. La Guardia Civil es respetada, valorada y querida». Hermido comentó, en este sentido, que el Cuerpo tiene que trabajar contra la despoblación, la 'España vaciada', y alertó de que a más viviendas vacías, «más facilidades para los amigos de lo ajeno». Por eso, pidió a los agentes que cuando patrullen por los pueblos del interior, no se limiten a recorrerlo en el coche: «Bajad y hablad con la gente que vive en estos pueblos. Veréis las ganas que tienen de saber de vosotros y de que vosotros sepáis de ellos». «Siempre se ha dicho que un pueblo se muere cuando se va el maestro, el médico y la Guardia Civil. No podemos permitir que pase eso, y sé que las administraciones tampoco quieren que ocurra», deslizó el general Hermida en presencia del conseller de Obras Públicas, Arcadi España.

Más