Un teatro en el Parque Central

Dos operarios trabajan en una de las naves gemelas, la que será sede de la Universidad Popular. / lp
Dos operarios trabajan en una de las naves gemelas, la que será sede de la Universidad Popular. / lp

El inmueble, diseñado por Demetrio Ribes, contará con gradas retráctiles para cambiar el aforo y un altillo de exposiciones temporales El Ayuntamiento invertirá 415.000 euros en el equipamiento de una nave

P. MORENO VALENCIA.

Una sala de usos escénicos de algo más de 600 metros cuadrados se situará en una de las naves del Parque Central, en concreto una de las gemelas que se encuentra junto a la explanada de acceso. El Ayuntamiento aprobó la semana pasada sacar a concurso las obras de equipamiento del inmueble, lo que supondrá una inversión de 415.000 euros y un plazo de tres meses.

La nave 3 contará con gradas retráctiles, según figura en el proyecto al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS. Además, los autores del proyecto básico, del despacho Contell-Martínez Arquitectos, han previsto la colocación de un altillo que tendrá un uso independiente de la planta baja, de tal manera que podrá por ejemplo acoger exposiciones temporales mientras abajo se representa una obra de teatro, danza o un musical.

El edificio pertenece al conjunto de naves-taller junto a la calle Filipinas que se han recuperado en la primera fase del Parque Central. La gemela, colindante, se destinará a sede de la Universidad Popular del barrio. Una tercera será para un centro juvenil, mientras que la cuarta y de mayor tamaño albergará un gran polideportivo cubierto.

La tarima se colocará de manera provisional hasta que esté la climatización prevista más adelante

La que servirá para usos escénicos se construyó en 1917 y su autoría se atribuye a Demetrio Ribes, arquitecto de la estación del Norte. Los expertos destacan sus valores históricos y culturales. La composición es modernista y las fachadas son de ladrillo, vidrio y acero. La cubierta se construye sobre cerchas metálicas y amplios ventanales del mismo estilo.

En el reparto de usos para los equipamientos públicos, las asociaciones vecinales de Ruzafa habían pedido una dotación cultural. El lugar elegido fue precisamente la única nave que ya estaba restaurada, por lo que las obras podrán comenzar de inmediato tras su adjudicación. Aún así, lo más probable es que se ponga antes en servicio la sede de la Universidad Popular.

El proyecto se desarrollará teniendo en cuenta que «debido a las limitaciones presupuestarias y a la ejecución posterior de la central de producción de energía que dará servicio al conjunto de las naves, deberá ejecutarse por fases». En la nave grande, donde irá la instalación deportiva, se hará el equipamiento de suministro, seguramente térmico para aprovechar el calor que emane del subsuelo a través de tuberías.

«Estos hechos afectan a dos partes del proyecto. Por una lado, a la ejecución posterior de las gradas desplegables de la planta baja y las gradas fijas de la planta superior y, por otro, a la ejecución posterior de la maquinaria de climatización y ventilación», apuntan los redactores.

La entrada contará con una rampa debido al fuerte desnivel de 20 centímetros desde la parte norte. La puesta en servicio posterior de la central energética «afecta a la instalación de climatización y ventilación del edificio, que no podrá entrar en funcionamiento». Por ese motivo, no se han incluido las máquinas de ventilación, debido a que «sufrirían un deterioro innecesario». En opinión de los técnicos, la mejor opción es que se instalen posteriormente a la apertura.

Igual ocurrirá con la tarima plegable de la planta baja y la fija de la planta superior se instalarán posteriormente. Hasta que se construyan posteriormente, se presupuesta una tarima fija provisional que deje a nivel con el resto del pavimento el hueco de 20 centímetros de profundidad. «En lo que respecta a la tarima superior, se ejecuta el forjado horizontal de forma que posteriormente puedan superponerse a éste de forma sencilla las gradas fijas». El parque está en funcionamiento desde finales de diciembre, aunque todavía falta por acometer el equipamiento de la mayoría de muelles de carga y naves que servirán para equipamientos públicos.