Los taxistas denuncian el aumento de multas al circular por El Carmen

Los taxistas denuncian el aumento de multas al circular por El Carmen

Los profesionales exigen una reunión con Grezzi para tratar el acceso al barrio mientras los vecinos afirman que el edil «hace lo que le da la gana»

EFE VALENCIA.

Taxistas de Valencia han denunciado el aumento de multas que han sufrido en los últimos días cuando entran a realizar servicios en el barrio de El Carmen, en el distrito de Ciutat Vella, ahora con calles peatonalizadas y prohibidas al tráfico, y han reclamado al Ayuntamiento que incluya en las señales el permiso para que circulen los servicio público.

Así lo explicó el presidente de la Asociación Gremial del Taxi de Valencia y Provincia, Ismael Arráez, quien ha asegurado que desde la semana pasada han recibido «entre 40 y 60» quejas por las multas recibidas al entrar en el barrio a dejar y recoger clientes a las puertas de su casa, «como toda la vida».

Señaló que responsables de la Policía Local del distrito con los que se ha reunido le ha indicado que «hasta que no reciban orden», multarán a los que circulen por ahí y ha pedido una reunión con el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, además de querer encontrarse también con los vecinos para recabar su apoyo.

«Le estamos diciendo a Grezzi que no nos prohíba el paso al casco antiguo, que como servicio público nos interesa pero si no nos dejan entrar, no iremos. Y estamos pidiendo ayuda a la asociación de vecinos de Ciutat Vella para que se pronuncien porque se van a quedar prácticamente aislados», apuntó.

El dirigente de la organización mayoritaria del taxi, con 1.300 socios en la capital, indicó que en las zonas de acceso solo a peatones «no se ha modificado nada ni se han hecho obras y sigue como hace tres años, sólo ha cambiado que han puesto la señal y nosotros pedimos que ponga también acceso al servicio público».

La propuesta de los taxistas, indicó, es que «sí o sí que tienen que incluir en esas placas, servicio público» y si en futuro se hace todo peatonal, «ya se hablará».

Desde el Ayuntamiento de València afirmaron que la Policía no tiene ninguna instrucción para multar y aseguraron que si los taxistas han solicitado una reunión con Grezzil, los «recibirá, escuchará y estudiará cualquier propuesta viable».

No obstante, expresaron la «sorpresa» de la Concejalía de Movilidad por las multas denunciadas puesto que «las peatonalizaciones se realizaron hace dos años sin que hasta ahora hubiera conocimiento de existencia de multas por parte de la Policía Local».

Los vecinos han mostrado su apoyo a los taxistas y según señaló el presidente de la asociación Amics del Carme, Toni Casola, no solo les multan a ellos, también a los vecinos «incluso por ir en bicicleta» y apuntó: «Los taxistas tienen razón en su queja».

Hizo hincapié en que los vecinos siempre ha reivindicado la peatonalización pero ha criticado que hay «muchos puntos de onflicto y mal resueltos que generan más inseguridad y desencuentros» y aseguró que Greezzi, con el que «relacionarse es complicado», se ha «inventado un modelo de bucles absurdo» y su filosofía es «penalizar y que el que entre se vuelva loco».

«No estamos de acuerdo con el modelo que nos ha impuesto. Es un manicomio para vecinos, taxistas y para la distribución comercial, proveedores y mantenimiento», agregó.

Casola reclamó que se convoque nuevamente la Mesa Sectorial de Ciutat Vella para que «se analicen los últImos seis meses de fusilamiento» porque, si no, están «dispuestos a recoger firmas por el descontento». Desde la Asociación de Vecinos de Velluters, su president Ricardo Burguete, también ha criticado las políticas de Giuseppe Grezzi: «Hace lo que le da la gana».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos