Una tala exprés acaba con una decena de árboles junto al jardín del Turia

Algunos tocones de árboles talados, ayer en la calle Mauro Guillén. / damián torres
Algunos tocones de árboles talados, ayer en la calle Mauro Guillén. / damián torres

La eliminación del arbolado se produce en una zona afectada por las obras de un carril ciclista, entre el puente de las Artes y el de San José

P. MORENO VALENCIA.

Las obras de construcción del carril bici en las calles Mauro Guillén y Llano de Zaidía han coincidido con la tala masiva de arbolado en todo el frente próximo al jardín del Turia. Así lo denunció ayer la concejala del grupo popular, Lourdes Bernal, quien avanzó que preguntará el próximo pleno por el motivo del abatimiento de los ejemplares y si guardan relación con la infraestructura ciclista.

Los árboles se encontraban entre el pretil del viejo cauce y una vía de servicio. Justo al otro lado, se construirá un carril bici, desde la calle Padre Ferris hasta la antigua estación de Pont de Fusta, en lo que será el cuarto itinerario paralelo en este tramo del jardín del Turia.

El proyecto del carril bici, del despacho San Juan Arquitectura, mantiene el arbolado de la planta actual en la que resulte de la ejecución del proyecto, por lo que fuentes municipales señalaron que se tendrán que reponer. «Es algo que no tenemos claro y queremos que nos aclare la concejalía de Medio Ambiente», señaló la edil Bernal.

La tala se ha producido en apenas unos días, con la retirada de los tocones. «Más rápido imposible, ha sido exprés», subrayó. Hace unos días se produjo una actuación similar en la calle Guadalaviar, donde los vecinos denunciaron la tala de media docena de árboles. «El proyecto del carril bici no hace ninguna mención al arbolado, argumento más que suficiente para que nos expliquen lo que está sucediendo en esta parte de la ciudad», insistió.

La construcción del carril bici incluye la modificación de una mediana en la calle Mauro Guillén, que supondrá la eliminación de un carril en la calzada en esta vía de servicio que va en sentido contrario a la circulación principal. En este caso no ha supuesto la tala de árboles. Fuentes vecinales indicaron que, en el caso de los situados en la calle Guadalaviar, se trata de una estrategia para «eliminar árboles de hoja caduca y así ahorrarse el coste de la limpieza», lo que no fue confirmado por la concejalía de Medio Ambiente.

En cuanto a las obras del carril ciclista en la avenida Doctor Manuel Candela, Bernal destacó la eliminación de parte de la mediana ajardinada. «No se pueden hacer este tipo de obras a cualquier costa, demuestra poca sensibilidad o ninguna con las zonas verdes de Valencia».

En el caso de este carril bici, las obras se iniciaron en la calle Padre Tomás Montañana y avanzan ya por el primer tramo de Doctor Manuel Candela, entre la avenida del Puerto y la calle Ramiro de Maeztu. La mediana que se suprime no afecta a los árboles sino al seto, según se indica en el proyecto (a excepción de una palmera que será transplantada), aunque la edil popular dijo que con «los antecedentes que hemos sufrido en otras ocasiones, se puede decir sin ánimo a equivocarnos que los árboles corren peligro».

Para Bernal, resulta «muy sospechoso que se hayan producido talas en la marginal izquierda del cauce justo antes de que comenzaran las obras del carril ciclista y por donde debe pasar», en referencia esto último a la calle Guadalaviar.

La construcción del itinerario ciclista forma parte de las inversiones decididas por los vecinos. El proyecto fue redactado en julio de 2017, aunque las obras no han comenzado hasta ahora. La única mención a la jardinería es el presupuesto de la reposición de tierra vegetal, así como la reposición de la red de riego en algunas de las zonas afectadas, como ocurre en varios tramos de la avenida Constitución.

 

Fotos

Vídeos