Sólo uno de cada diez opositores aprueba un examen de la Policía Local de Valencia

Sólo uno de cada diez opositores aprueba un examen de la Policía Local de Valencia
PLV

CSIF critica que las preguntas parecían «para eliminar aspirantes»

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El sindicato CSIF criticó este martes que sólo 86 de los más de 800 aspirantes que se presentaron a la primera prueba para acceder a la Policía Local de Valencia han logrado superarla. La misma formación ya denunció en febrero la especial dificultad de las preguntas y denuncia que parecían redactadas «para eliminar aspirantes». Los resultados publicados han confirmado aquellas apreciaciones.

El Ayuntamiento ha ofertado 40 plazas para la Policía Local correspondientes a 2017. De esta cifra, el 30% serán para mujeres, siendo la primera vez que se establece una reserva de este tipo. El CSIF denunció el malestar entre opositores por el primer ejercicio del examen en turno libre, al incluir cuestiones había preguntas sobre tramitación de DNI, que compete a Policía Nacional, o el estatuto de autonomía de Navarra en lugar del valenciano. Incluso sobre el consentimiento del padre en caso de aborto que puede tener una connotación más política.

Además de la dificultad en algunas cuestiones, en otras la contestación podía ser interpretable, e incluso había errores en la planilla de respuestas. No en vano, el tribunal ha acordado por unanimidad modificar las respuestas de las preguntas 17 y 56.

El sindicato explica que la divulgación de las notas ha demostrado la dificultad, dado que de los 86, únicamente cuatro han sacado más de siete puntos, «cuando en anteriores exámenes con una media de siete te quedabas fuera». Ahora estos supervivientes de las pruebas deberán afrontar el test psicotécnico.

CSIF lamenta que, después de años estudiando el examen, las personas aspirantes a estas plazas «se encontraron con preguntas de redacción u opciones de contestación ambiguas, o que requieren respuestas tan precisas que se trata del número de un apartado de un artículo».

La central sindical ya avisó que este tipo de prueba «da la impresión de que pretende que solo pueda superarla un mínimo número de opositores de los 800 que optaban, de manera que se reduzca mucho la cifra de quienes pasan a las siguientes pruebas y acorten los plazos». Del mismo modo, recalcaba en la denuncia en febrero que «algunas preguntas resultan tan complejas y alejadas del temario que posiblemente sólo pueda responderlas con exactitud un número muy reducido de personas que conozca ese tema».

El sindicato considera que quien ocupará una plaza de Policía Local «debe tener la cualificación adecuada y ha de superar las pruebas necesarias». No obstante, también hace hincapié en que en un examen las preguntas deben estar claras y tienen que tratar sobre cuestiones que afrontará el futuro agente y no sobre temas que se alejan de su cometido.