El Síndic reclama otra vez la rehabilitación de una alquería junto al Botánico

El inmueble protegido está afectado por humedades, grietas y una falta de cuidado que lo acerca a la ruina por el retraso en la intervención

P. M.

valencia. El Síndic de Greuges ha emitido una segunda recomendación para que el Ayuntamiento acometa la rehabilitación de una alquería protegida situada junto al Botánico, en la calle Beato Gaspar Bono. La solicitud se produce tras la reclamación de Círculo por la Defensa del Patrimonio, entidad que lo reclamó por primera vez en diciembre de 2013, al denunciar el estado de abandono y degradación.

«Tras aplicar el silencio administrativo, algo habitual en las administraciones públicas, acudimos al Síndic de Greuges, quien emitió unas recomendaciones en agosto de 2014, dirigidas al Ayuntamiento, en la que le recordaba que ante el incumplimiento del deber legal de conservación del bien de interés cultural, debía adoptar todas las medidas legales a su alcance», señaló ayer César Guardeño, portavoz de la entidad.

A raíz de esta primera recomendación, se adoptaron las medidas precautorias, obligatorias por ley, finalizando las obras en marzo de 2015. «Desde esa fecha no hemos tenido ninguna noticia más sobre el proyecto de rehabilitación y puesta en valor. El Ayuntamiento ha dejado pasar cuatro años sin invertir y destinar las partidas presupuestarias necesarias».

Guardeño subrayó que dejaron el expediente aparcado a la espera del inicio de las obras, aunque «el caso de la alquería de la calle Beato Gaspar Bono es un buen ejemplo de lo que sucede cuando los ciudadanos y las asociaciones no están constantemente encima de las administraciones públicas en cuestiones patrimoniales: no hacen su trabajo».

Recordó que fue el propio Consistorio el que reconoció en la ficha del Bien de Relevancia Local que el «conjunto se halla en mal estado de conservación, y aunque recientemente se han realizado labores de limpieza y apuntalamiento por parte de los servicios municipales, que pueden ralentizar la degradación, los problemas en cubiertas, humedades, partes derrumbadas y numerosas grietas en la estructura amenazan su estabilidad».