El Síndic insiste en reparar los desperfectos de Viveros

El defensor del pueblo valenciano pide al Consistorio que rehabilite los bancos de cerámica y la mampostería del muro de Blasco Ibáñez

Á. S.

valencia. El Síndic de Greuges ha pedido al Ayuntamiento de Valencia que rehabilite «aquellas partes de la mampostería del muro que no se rehabilitaron en su día, las bancadas cerámicas y los demás elementos deteriorados» de Viveros. La recomendación llega tras una queja interpuesta por el Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural después de dos recomendaciones anteriores del defensor del pueblo valenciano. Según la entidad, estas sugerencias no fueron aceptadas por el Ayuntamiento.

«Procedieron a una primera actuación de rehabilitación a principios de 2017 y teníamos la certeza de que en un plazo razonable y cercano en el tiempo procedería a presupuestar y encargar las obras destinadas a reparar y rehabilitar el resto del cerramiento del muro exterior, las bancadas de cerámica, etc. de los Jardines del Real-Viveros. Lamentablemente no ha sido así y diferentes zonas de este BRL continúan igual o peor que cuando lo denunciamos por primera vez en marzo de 2014, hace casi cinco años», lamenta la entidad.

El Consistorio se ha defendido alegando que en 2017 se efectuaron tres intervenciones «en función de los recursos económicos disponibles. Además, en 2018 se han generado dos expedientes «y se ejecutaron trabajos de reparación de la caseta modernista así como de retirada de la pilastra y valla destruida por un nuevo accidente de tráfico». «En la actualidad se está tramitando otro expediente para nueva reparación de la valla y de la puerta».