Los atascos por el carril bici obligan a destinar seis policías a la calle Ruzafa

Un policía regula el tráfico, ayer, en la calle Ruzafa. /Jesús Signes
Un policía regula el tráfico, ayer, en la calle Ruzafa. / Jesús Signes

Los comerciantes recuerdan su peticiónde que el itinerario fuera por General San Martín cuando vaticinaron las retenciones de tráfico

P. Moreno
P. MORENOValencia

El sindicato CSIF denunció este miércoles «el disparate y despilfarro de recursos humanos» en la Policía Local por los problemas de circulación generados en el cruce de la calle Ruzafa con la Gran Vía Marqués del Turia, tras la apertura de un carril ciclista de 234 metros de longitud hasta la calle Colón y que deja la calzada con un carril. La central sindical explica que este cruce «obliga a destinar cinco o seis agentes al día para cubrir las necesidades de regulación» en una plantilla con un déficit de 300 efectivos.

Fuentes de la entidad indicaron que ya advirtieron cuando se inauguró esta parte del trazado que «los problemas de circulación son constantes» en los dos meses que han transcurrido. Esta circunstancia provoca que, «en una ciudad donde no existen, salvo contadas excepciones, puntos específicos de regulación de tráfico», en éste haya a diario cinco o seis agentes destinados a cubrir las necesidades de regulación. El itinerario llega desde la avenida Reino de Valencia.

Otras fuentes recordaron el caso reciente de la avenida del Oeste, cuando al cambiar la planta viaria y dejarse en doble sentido a la circulación se produjeron algunos atropellos. «Entonces se colocó un refuerzo policial, pero ya no está porque los viandantes se han acostumbrado». No está claro cuándo pasará lo mismo en la calle Ruzafa, donde por la mañana y las tardes hay grupos de agentes regulando el tráfico intentando evitar los atascos en los 18 metros de anchura de esta calzada, que se convierten en un auténtico embudo debido a la segregación del carril bus y la construcción del carril ciclista, que deja un solo carril para todos los demás.

Fuentes de la asociación de comerciantes del centro recordaron su propuesta rechazada por el Consistorio de que el trazado del carril ciclista de la avenida Reino de Valencia siguiera por la calle General San Martín en lugar de Ruzafa. De esta manera no se penalizaría tanto la segunda vía y se aprovecharía para reformar y ampliar las aceras de la primera. «Podría haberse convertido en un eje comercial mucho más potente», consideraron.

Los problemas son tan frecuentes que los agentes derivan los vehículos privados al carril de la EMT

El itinerario que forman Reino de Valencia y Ruzafa ha sido uno de los más criticados por la oposición municipal. Tanto la candidata del Partido Popular, María José Catalá, como el de Ciudadanos, Fernando Giner, han anunciado abiertamente que pretenden revertirlo.

El sindicato CSIF sostuvo que esta circunstancia se produce en una coyuntura de «una carencia estimada de 300 agentes en la plantilla». Por ese motivo resulta «un disparate» que «haya que destinar seis personas para sacar adelante un cruce que a todas luces necesita un cambio». Además, recordaron que asignar seis funcionarios a esa zona «repercute en una merma del servicio en otros barrios, ya que no hay agentes para otras tareas que surgen».

La central sindical insta tanto a Jefatura como a la concejalía de Protección Ciudadana a que «realicen las gestiones pertinentes con la concejalía de Movilidad para que pueda revertir esta situación».

El tramo más conflictivo por los colapsos mide 234 metros y conecta Marqués del Turia con Colón