Sanidad nombra a Liliana Fuster gerente del departamento de La Ribera

Liliana Fuster, en el centro de la imagen./ LP
Liliana Fuster, en el centro de la imagen. / LP

Fuster sustituyó el pasado mes de marzo en la gerencia del departamento de salud de La Ribera a Isabel González, con motivo de la jubilación de esta

EFEValencia

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha nombrado como gerente del hospital de salud de La Ribera, por el procedimiento de libre designación, a Liliana Fuster Puig, según la resolución que publica este viernes el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana.

La toma de posesión de la plaza adjudicada se producirá el primer día hábil siguiente a la publicación de esta resolución, contra la que se puede interponer recurso contencioso administrativo en el plazo de dos meses, o de reposición ante la dirección general de Recursos Humanos en el plazo de un mes.

Liliana Fuster sustituyó el pasado mes de marzo en la gerencia del departamento de salud de La Ribera a Isabel González, con motivo de la jubilación de esta después de haber estado un año en el cargo tras hacerse efectiva la reversión a la gestión pública, y anteriormente había sido directora del Hospital de Alzira.

La Conselleria de Sanidad inició el pasado mes de mayo el proceso de convocatoria pública para la provisión de la plaza de gerente del Departamento de Salud de La Ribera por el procedimiento de libre designación.

Entre los requisitos de los aspirantes figuraban ostentar la condición de personal estatutario con plaza en propiedad en los Servicios de Salud o de funcionario de carrera, así como de personal laboral fijo de la Generalitat, con la posibilidad de participar «personal ajeno» a la Administración si cumplía los requisitos.

Estos requisitos eran poseer la nacionalidad española o de cualquier otro Estado miembro de la Unión Europea, estar en posesión de la titulación universitaria correspondiente al grupo de clasificación profesional A1, así como ostentar capacidad adecuada para el desempeño del cargo.

La convocatoria señalaba asimismo que el desempeño del puesto «es incompatible con el ejercicio de cualquier otra actividad pública o privada» aunque podrá realizar «actividad asistencial no retribuida en su propio centro, cuando se trate de personal que venía desarrollando este tipo de prestación».

En el proceso de valoración de méritos se ha tenido en cuenta el desempeño de puestos de trabajo similares, la realización de una memoria del puesto de trabajo, y una entrevista por la comisión evaluadoras en la que se valorará la capacidad de iniciativa, productividad y nivel de responsabilidad