Ruzafa crea una comisión para paliar la conflictividad en el barrio

El barrio valenciano de Ruzafa./Irene Marsilla
El barrio valenciano de Ruzafa. / Irene Marsilla

La limpieza, el descontrol de las terrazas, los ruidos nocturnos, la falta de aparcamiento o los alquileres turísticos son las principales causas de las quejas vecinales

MAR GUADALAJARA

El barrio de Ruzafa cuenta desde ayer con su propia comisión: la Comisión para la Resolución de Conflictos en el Barrio (CRC). La Asociación de Vecinos Russafí pone en marcha este organismo con el que pretende identificar los problemas y quejas que se detectan en la zona, que desatan la conflictividad en el barrio para después trasladarlas al Ayuntamiento con la intención de que actúe.

El colectivo vecinal se pone manos a la obra ante la falta de iniciativa. Consideran que el barrio ha mejorado y «ya ha superado etapas grises del pasado», explican, pero creen que aún hay mucho por hacer todavía. Así, con la colaboración de otras entidades de la zona, como la Asociación por una Hostelería en Russafa, Al Balansí, y la Agrupación de Fallas de Russafa, crean esta comisión como medida de control y prevención.

«Intensificar la limpieza de las calles tras el mercadillo de los lunes, el refuerzo de los dispositivos especiales de limpieza con los actos festivos derivados de la actividad fallera, el control de las terrazas, la falta de aparcamiento y la implantación de la zona naranja, los problemas de ruido nocturno, el precio de los alquileres, las conductas incívicas o la aplicación de la regulación definitiva de las viviendas turísticas», así describen a través de un comunicado, cuáles son los principales problemas que les llevan a tomar las riendas. Estas son la causas que ocasionan la mayoría de quejas vecinales. Por ello se proponen «identificar las zonas más conflictivas, anticiparse a los problemas, analizar su verdadero impacto y trasladarlo al Ayuntamiento para que actúe», señalan desde el colectivo.

La iniciativa pide al Ayuntamiento mayor atención para poder atajar los problemas de convivencia

Un sistema que facilita la labor del Consistorio y pone en bandeja tanto los asuntos más problemáticos como su solución. «Queremos colaborar en las propuestas de mejora, esta iniciativa pretende establecer canales de colaboración con el Ayuntamiento para abordar cada uno de los problemas con las diferentes áreas municipales competentes», matizan desde la Asociación.

Para el colectivo, el trabajo de esta nueva Comisión de Conflictos «debe servir de ejemplo de la labor que debería acometerse desde el próximo Observatorio del Ocio y el Turismo de Valencia, aprobado recientemente en el último pleno municipal antes de las elecciones, y que debería de activarse tras la constitución de las nuevas Delegaciones del Ayuntamiento», concluyen. Es un asunto delicado para un barrio en el que los vecinos piden respeto y civismo.