Ribó sube los impuestos más que Colau

El alcalde Joan Ribó, junto a la edil Pilar Bernabé. / Damián Torres
El alcalde Joan Ribó, junto a la edil Pilar Bernabé. / Damián Torres

El aumento del 13% es equivalente al aprobado por Madrid y se coloca muy por encima de otras grandes urbes como Sevilla o Bilbao

LOLA SORIANOValencia

El gobierno del Botànic, tanto a nivel de Generalitat como del Ayuntamiento de Valencia, aseguraron que venían a rescatar personas, pero la realidad, es que Valencia se encuentra en el 'top' de las cinco ciudades de España que más ha subido los impuestos a los residentes y empresas del cap i casal. De hecho, el gobierno de Joan Ribó ha subido más los impuestos y tasas a los valencianos que el gobierno de Ada Colau en Barcelona.

Así se deduce de un informe que ha realizado el grupo municipal popular en el que se realiza una comparativa entre catorce ciudades españolas. En este estudio comparan el dinero recaudado por impuestos directos, indirectos y tasas del año 2015 y la cifra alcanzada en 2019, ya que para 2020 los presupuestos no cuentan con la aprobación definitiva. De hecho, en Valencia se han aprobado de forma provisional en el pleno de esta semana, pero están pendientes de alegaciones.

En lo más alto del ranking figura Palma de Gran Canarias (gobierno del PSOE con Unidas Podemos y Nueva Canarias), con aumento de 2015 a 2019 del 21,58%. En segundo lugar, figura Málaga (con PP y Ciudadanos), que pasa de 285.425 euros a 327.421 euros, es decir, con una subida del 14,71%.

Catalá critica que el encarecimiento no ha significado una mejora de los servicios

En tercer lugar, se sitúa el gobierno local de Palma de Mallorca, donde el gobierno tripartito de izquierdas ha pasado de cobrar impuestos por valor de 277.985 euros a 320.343 euros, es decir, un 15,24% más. Una gran capital como Madrid se encuentra en el cuarto lugar. El gobierno de izquierdas de Manuela Carmena recogió para las arcas municipales de 2015 impuestos por valor de 2,7 millones y en 2019 subió a 3,1 millones. Es decir, con un aumento en cuatro años de 13,66%.

En Valencia, el tripartito dirigido por Ribó recaudó en su primer año de gobierno de 2015 un total de 417.908 euros y en 2019 la cifra ascendió a 474.533 euros, es decir, se produjo un aumento de 13,55%.

En el lado contrario, encontramos al gobierno de Murcia, con sólo un aumento del 1%; en Bilbao, donde no hubo aumento alguno. En A Coruña, donde se produjo un descenso del 1% y en Córdoba la bajada de impuestos fue del 9%.

Como explica la portavoz del grupo municipal popular, María José Catalá, la recaudación por impuestos en Valencia será aún mayor en 2020, ya que se ha previsto un aumento de 30 millones, por lo tanto se superarán los 500.000 millones de euros. «Esto podría situar a Valencia entre los tres primeros ayuntamientos de España, si el resto de ayuntamientos deciden congelar los impuestos o rebajarlos», según argumenta Catalá.

Catalá señala que es significativo que «en sólo cuatro años de gobierno de la izquierda en el Ayuntamiento haya elevado de esa manera la presión fiscal, por delante de Barcelona» y a la par que Madrid.

La portavoz explica que «ayuntamientos como Alicante (2%) o Murcia (1%), gobernados por el PP, apenas han incrementado la presión fiscal, mientras que otros gobernados por la izquierda desde 2015 al 2019, como Valladolid (6%); Sevilla (5%) y Zaragoza (4%) sí lo han hecho». Tras estos datos, Catalá asegura que queda «bien clara la política de Compromís-PSOE que no han dejado de aumentar la presión fiscal». Y opina que «cargan en los ciudadanos la falta de gestión municipal, ya que en 2015 se pagaban 532 euros en impuestos y tasas por habitante y año y ahora la media está en 638 euros por habitante. Es decir, pagamos 100 euros más».

Impuestos en la ciudad de Valencia

Ante la nueva carga que habrá en 2020, Catalá recuerda que organismos internacionales como «FMI, BCE o el Banco de España están recomendando rebajas de impuestos para incentivar el consumo» y, por eso, reclama esta medida. También lamenta que «a cambio de estas subidas, los vecinos no recibimos mejores servicios. La ciudad está cada vez más sucia y los índices de delincuencia más altos (6,5% de aumento en el último trimestre). También las playas sufren cierres por no haber un plan de depuración y colectores en condiciones y cada vez es más difícil circular en vehículo».

La portavoz popular recuerda que 1.550 comercios de Valencia pagarán un 13% más de IBI y «la tasa de terrazas de bares se ha incrementado un 128% en la zona centro».

El PP ya anuncia que alegará. Pedirá una rebaja del 10% del IBI; una bonificación del 50% del IAE a las empresas que utilicen energías renovables y bonificación del 95% del impuesto de plusvalías a las herencias. También quiere que se amplíen las bonificaciones a las familias numerosas y propone que «se active un plan de pago de impuestos y tasas a medida de cada ciudadano y con arreglo a su disponibilidad».

Lo + leído

Top 50
 

Fotos