Ribó rectifica las ayudas al Micalet tras los reparos del interventor

Las magas republicanas, este año en el balcón con el alcalde Ribó. / jesús signes
Las magas republicanas, este año en el balcón con el alcalde Ribó. / jesús signes

El Ayuntamiento elimina dos cláusulas del convenio, pero rechaza pedir la devolución de los 25.000 euros que otorgó a la entidad cultural

PACO MORENO

El alcalde Joan Ribó ha decidido inadmitir el recurso extraordinario de revisión interpuesto por el grupo popular que reclamaba la devolución de 25.000 euros entregados a la Sociedad Coral El Micalet con un convenio de 2017. La petición se basaba en un informe de la Intervención Municipal, que puso reparos al acuerdo al tildar algunas de las cláusulas como cercanas a un contrato mercantil.

Los 25.000 euros se entregaron a la entidad cultural para la realización de actividades, con algunas contrapartidas como la cesión de locales al Ayuntamiento y la obligación de ofrecer hasta tres espectáculos gratuitos. Estas cláusulas tenían una «naturaleza contractual» para Intervención, por lo que el expediente se aprobó con la disconformidad de los técnicos municipales.

A la vista de esa circunstancia, en el convenio que sirvió para dar la misma cantidad el pasado año, esos artículos fueron suprimidos, como destacó ayer el portavoz del grupo popular, Eusebio Monzó. El pasado 21 de diciembre, la junta de gobierno aprobó el documento, ya limpio de las inconveniencias alertadas por Intervención meses atrás.

De ahí que el grupo mayoritario de la oposición pidiera a la alcaldía, al ser un convenio emanado directamente del despacho del alcalde Ribó, el reintegro de la primera cantidad, al entender que el documento no se ajustaba a las condiciones. El motivo del rechazo es que se entienden ya retiradas las cláusulas conflictivas, por lo que no «se entienden razones suficientes para admitir el presente recurso y proceder a la revisión del expediente».

La Sociedad Coral El Micalet es la organizadora entre otros eventos de la cabalgata de las magas de enero (conocidas como las magas republicanas) que se celebran cada año con un recorrido que nace en la calle de la Paz y termina en la sede consistorial, con el balcón utilizado toda la mañana como lugar de alocución y discursos. Este año, una de las magas ha sido la concejala de Medio Ambiente, Pilar Soriano.

El concejal popular achacó que el «trato preferencial que reciben las entidades catalanistas en la concesión de subvenciones municipales es cada vez mas escandaloso. Lo hemos comprobado con la ayuda de 25.000 euros que Ribó otorgó a El Micalet en 2017, y que la propia Intervención del Ayuntamiento, al renovar el convenio en 2018, consideró que se dio de manera irregular».

«Desde el grupo popular hemos pedido a través de un recurso la reclamación del dinero porque pensamos que ha quedado demostrado que el convenio por el que recibieron la subvención les permitía, irregularmente, la posibilidad de justificar la ayuda mediante la cesión de locales», añadió.

Para el edil, el próximo paso debe ser exigir de nuevo a «Ribó y sus socios del tripartito que den a las entidades catalanistas a las que han regado con más de 300.000 euros de dinero público en ayudas el mismo trato que a cualquier asociación cultural o festiva de Valencia. Si El Micalet justificó una parte de los 25.000 euros que recibió en 2017 con la cesión de locales debe retornar ese dinero, porque la Intervención ha advertido que ese procedimiento es disconforme con la legalidad».