Ribó propone ampliar la depuradora de Pinedo en dos parcelas de la ZAL

El puerto descarta extraer arena de El Saler para la nueva terminal de contenedores y Mollá exige tener acceso al expediente

LOLA SORIANO

valencia. Ampliar la depuradora de Pinedo en la Zona de Actividades Logísticas del puerto (ZAL) de La Punta. Esa es la propuesta que trasladó ayer el alcalde de Valencia, Joan Ribó, a la consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollà.

El primer edil sugirió a la consellera que su departamento adquiera dos parcelas «en La Punta que no están junto al mar, están más al sur».

Según Ribó, lanzan esta idea «por la preocupación por el vecindario de Pinedo que, desde hace años, ha sido 'castigado' por la evolución de las infraestructuras desarrolladas».

El Ayuntamiento de Valencia volverá a presidir la Junta de Desagüe de la Albufera

El alcalde afirmó que «conseguiríamos que unos terrenos de huerta previstos en la futura ampliación de la depuradora, se catalogaran definitivamente como huerta».

Mollà recogió el guante. Explicó que la conselleria «valorará desde el punto de vista técnico, económico y jurídico la propuesta».

A la pregunta de si van a indemnizar a los vecinos de Pinedo tras la sentencia que les da la razón, la consellera reconoció que «no he tenido la oportunidad de estudiarlo. Es una cuestión pendiente, pero llegaré».

Sobre las mejoras pendientes, indicó que están terminando el estudio para reducir el ruido y olores, «pero hay una parte que está en manos de Emshi (Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos) y queremos tener la capacidad completa».

Ribó y Mollà mostraron su preocupación sobre el dragado que quiere hacer el puerto y sobre el posible uso de arena de El Saler para la nueva terminal de contenedores. Ribó dijo que estas playas ya están muy castigadas. «Si dragan la aportación natural de arena que tiene, nos podemos encontrar con la regresión de estas playas y puede amenaza hasta a la Albufera». Sin embargo, la Autoridad Portuaria desmintió la idea. Dijeron que «en ningún momento se ha previsto extraer arena de El Saler, posiblemente parte del dragado podría destinarse a nuevas aportaciones para las playas del sur si lo determina Costas. Se trata de lo contrario al mensaje lanzado».

La consellera criticó la falta de transparencia del puerto, «porque el presidente custodia el expediente y no nos deja verlo» y añadió que han pedido en Madrid, el 2 de agosto, que el puerto haga un nuevo impacto ambiental de la ampliación.

Por otro lado, el vicealcalde, Sergi Campillo, anunció que el Ayuntamiento volverá a presidir la Junta de Desagüe de la Albufera. Será el propio Campillo, y no Ribó, el que ocupe la presidencia. «Me han mostrado su intención de cumplir las normas de niveles de agua que marcó la conselleria», dijo. A pesar de ello, explicó que están evaluando el modelo futuro de gestión.

Ribó también presentó el proyecto del corredor verde que quiere crear en el cauce del Turia. Mollà se ofreció a actuar de interlocutora con el Estado y la Confederación del Júcar.