Ribó elude concretar la acusación de que la extrema derecha «ya ha estado» en el Ayuntamiento

Ribó elude concretar la acusación de que la extrema derecha «ya ha estado» en el Ayuntamiento
J. Signes

El alcalde afirma que quiere evitar el discurso del miedo para movilizar a los votantes

MAR GUADALAJARA

«No voy a decir nombres y apellidos». Así ha lanzado balones fuera Joan Ribó, alcalde y candidato a las elecciones municipales en Valencia por Compromís, quien no ha querido concretar a qué partidos o concejales se refería ayer en la presentación de campaña al decir que en el Ayuntamiento «no son nuevos los comportamientos de extrema derecha».

El alcalde ha vuelto a repetir la acusación hablando de determinados elementos de odio que le «suenan a extrema derecha», para añadir que para él «no es bueno hacer políticas de que viene el lobo», sin entrar a matizar a qué cuestiones se refiere con esa afirmación.

Siguiendo esta línea, ha centrado su argumento en su voluntad por motivar a la gente desde los aspectos positivos y «nunca quiero hacerlo por los miedos, el hecho de que el hecho de que yo quiera relativizar un poco la llegada de la extrema derecha es precisamente porque a mi me interesa que la gente se mueva por aspectos positivos».

En la presentación de la líneas maestras del programa electoral de Compromís que hizo ayer en el Parque Central, el candidato hizo referencia a la entrada de la extrema derecha en el hemiciclo como una cuestión que le preocupaba. Citó cuestiones como las de género resaltando que en el Consistorio «los comportamientos de extrema derecha no son nuevos, ya han aparecido y estaban, lo que pasa que se han vestido con otro traje pero estaban».

Acompañado de representantes del ámbito universitario, entidades sociales, sindicatos, empresario y respaldado por algunos ediles del grupo municipal, el candidato ha presentado hoy la Estrategia Participativa de Modelo de Ciudad.