Ribó acelera las obras a menos de dos meses de las elecciones tras incluir inversiones de 2018

El Consistorio destina sólo 9,6 millones a los trabajos en tres meses, aunque las concejalías tienen comprometidos más de 40 en proyectos

P. MORENO

valencia. La ejecución del presupuesto municipal hasta el pasado 31 de marzo desvela una fotografía de mayor aceleración de las inversiones, con un total de 40,9 millones de euros comprometidos frente a los 22,9 millones en el mismo periodo del pasado año. La cercanía de las elecciones municipales, menos de dos meses, explica el aumento del ritmo para hacer visible en la calle la gestión del Consistorio.

Además, la concejalía de Hacienda ya ha incorporado el dinero sobrante de las inversiones de 2018, al incluir un total de 59,2 millones de euros. Esto eleva hasta los 135,8 millones el capítulo dedicado a las obras y nuevos equipamientos, lo que seguramente supone una cifra récord en el Ayuntamiento.

El reverso de esta situación es que antes de la incorporación, las facturas reconocidas a las empresas para el pago ascendían al 12,6% del total de las inversiones, mientras que al engordar el capítulo con el dinero sobrante baja hasta el 7,1%. En total, se han autorizado pagos por valor de 9,69 millones, lo que supone un millón más que en 2018.

El ritmo de las inversiones fue inferior en los dos ejercicios anteriores, lo que ratifica que durante las próximas semanas habrá un rosario de inicio de obras y puesta en servicio de distintos equipamientos. La Junta Electoral prohíbe cualquier tipo de inauguración, pero eso no quita para difundir la ejecución de los proyectos a cargo del presupuesto municipal. En los primeros tres meses del año, las concejalías han recibido la autorización para gestionar 62 millones de euros, mientras que el pasado ejercicio fueron 29,8 millones en el mismo periodo. Es otra constatación de la intención de agilizar al máximo las inversiones.

Algunas de las más significativas siguen bloqueadas. Es el caso de los 1,7 millones de euros que costará la construcción de una plaza en el barrio de Beteró, donde no se ha ejecutado nada de momento. A este lugar se trasladará el Rastro que ahora se instala cada domingo junto al estadio de Mestalla.

También está el ejemplo de una cantidad similar para el llamado jardín arqueológico, un proyecto que pretende recuperar los restos de la muralla musulmana en el barrio del Carmen. De los 1,7 millones de euros no se ha gastado nada por parte de la concejalía de Cultura.

Las obras en urbanización en barrios y renovación de aceras se encuentra en una situación similar, aunque las elevadas cantidades autorizadas hace prever que en las próximas semana arrancará la ejecución de varios proyectos. En cifras, para lo primero hay una inversión autorizada de 2,5 millones, mientras que para la segunda intervención se ha dejado en 1,4 millones. Por último, los 1,2 millones para reurbanizar la Tabacalera están en plena ejecución estos días.