Las reuniones de la mesa de trabajo serán a puerta cerrada y durarán seis meses

El secretario, Grezzi, Soriano y Estellés, ayer. / Damián Torres
El secretario, Grezzi, Soriano y Estellés, ayer. / Damián Torres

La empresa facilitará información a los consejeros y se prevé que el segundo encuentro se celebre ya la semana que viene

Á. S.VALENCIA.

La primera reunión de la mesa de investigación del fraude de la EMT dejó pocas conclusiones. Una de ellas, la más llamativa, es que será a puerta cerrada: no se permitirá siquiera la entrada de los medios. Según fuentes socialistas, cuyo partido preside el ente, en la comisión se van a tratar «datos personales muy sensibles», por lo que la presidenta de la misma, Elisa Valía, tuvo que reunirse con el secretario del Ayuntamiento para que le explicara cómo gestionar esa información.

La reunión de ayer comenzó ya accidentada, porque la concejala Lucía Beamud llegó media hora tarde. Una vez arribados todos los miembros de la comisión (incluida una Pilar Soriano que hasta el momento había delegado en Giuseppe Grezzi su voto), el encuentro empezó con el debate de la propuesta del PP y Ciudadanos de excluir a Grezzi de la comisión por ser «juez y parte». La propuesta fue rechazada porque como Valía había explicado antes, «cuando se planteó la creación de la comisión ya se acordó que todos los consejeros formarían parte de ella y nadie dijo lo contrario». Grezzi seguirá formando parte de una comisión en la que, con toda seguridad, tendrá que participar como declarante para explicar su papel en el fraude que ha sacudido la empresa municipal de transportes.

La intención es que la mesa de investigación dure seis meses, aunque se ha abierto la puerta a una prórroga si fuera necesario por el número de comparecientes, que se espera que sea muy elevado. Los encuentros se celebrarán dos veces al mes, aunque hay que tener en cuenta que hay plenos o comisiones municipales que podrían afectar al calendario previsto.

Aunque la de ayer era una primera toma de contacto de la comisión, se intentó fijar la fecha del segundo encuentro para el día 16, una jornada antes del pleno monográfico que se celebrará en el Ayuntamiento. Sin embargo, la presión del concejal de Ciudadanos Narciso Estellés (a la que se unieron PP y Vox) motivó el cambio de opinión de Valía, que decidió que facilitarán a los consejeros «una información básica» sobre el fraude y les darán cuatro días para pensar la lista de comparecientes. Así las cosas, la segunda reunión de la comisión se celebrará al quinto día después de entregar la documentación, lo que se prevé que ocurra a partir de mañana, por lo que ese encuentro podría celebrarse ya en torno al martes o miércoles de la semana que viene.