La rehabilitación de dos tinglados protegidos en la dársena recibe cinco ofertas

P. M.

valencia. Hasta cinco ofertas se han presentado para la rehabilitación de los tinglados 4 y 5 en la dársena interior de la Marina, en un proceso negociado sin publicidad al que tuvo que recurrir el Ayuntamiento al declararse desierto el primer concurso. La inversión supera los dos millones de euros y pretenden poner en valor dos de los edificios protegidos más característicos del puerto, antiguos almacenes.

Para el tinglado 4 se han presentado tres ofertas, mientras que las otras dos han ido al tinglado 5, confirmaron ayer fuentes cercanas al gobierno municipal. La Mesa de Contratación había fijado hasta el mediodía el plazo dado a las empresas.

El Consistorio no cederá la propiedad de las naves al Consorcio Valencia 2007 para poder beneficiarse del millón de euros de subvención de los fondos Feder de la Unión Europea. Eso sí, el uso que dará a los inmuebles está acordado con la Generalitat y el Gobierno, sus socios en la entidad gestora de la dársena.

Uno quedará como un contenedor cultural, mientras que el otro acogerá a empresas y proyectos de emprendedores, dentro de la línea de fomentar la innovación en esta parte de la ciudad, con la reserva de inmuebles para este propósito. La Conselleria de Obras Públicas se encargó en los últimos años de desmontar los boxes que servían para las carreras de Fórmula 1. En la actualidad, las dos naves están despejadas por completo.

Los dos tinglados fueron construidos a principios del siglo XX y se destinaron a almacenar todos los productos que servían para la exportación, principalmente cítricos y vino. En cuanto al tinglado 2, ya se ha adjudicado la segunda fase de la rehabilitación, que dejará la nave como un ágora cubierta, un lugar de reunión para todo tipo de actividades, desde pequeñas ferias hasta actividades de las entidades del Marítimo.