La recogida de trastos viejos alcanza las 2,2 toneladas en siete días en el Cabanyal

Enseres alrededor de una casa en ruinas, en el barrio del Cabanyal. / jesús montañana
Enseres alrededor de una casa en ruinas, en el barrio del Cabanyal. / jesús montañana

La Policía Local realiza 2.278 servicios en lo que va de año y el Consistorio anuncia un refuerzo de las patrullas tras las protestas vecinales

P. MORENO

valencia. El refuerzo en la recogida de enseres y trastos viejos del Ayuntamiento en el Cabanyal empieza a dar resultados. La primera semana se ha contabilizado la retirada de 2,22 toneladas de mobiliario abandonado en las calles, según indicaron fuentes de la concejalía de Limpieza y Residuos Sólidos.

Esta cifra corresponde al periodo que va desde el día 2 al 8 de este mes, en los que supone 280 kilos más que en la semana anterior. En total, se han retirado trastos de 160 lugares en la zona, donde destacan Bloque Portuarios, la avenida Mediterráneo y las calles Columbretes, San Pedro y Barraca. El balance es ligeramente superior al volumen trasladado por las brigadas en los barrios de Malvarrosa y Beteró.

Las mismas fuentes señalaron que el refuerzo se mantendrá el tiempo necesario para erradicar este problema. El concejal de Limpieza, Sergi Campillo, anunció hace unos días un cambio de estrategia, consistente en recoger de manera inmediata todo lo encontrado en las calles, sin más dilación ni aviso a los vecinos cercanos.

Las quejas vecinales por la degradación del barrio han ido en aumento los últimos meses. La asociación Zero Incívics envió el pasado agosto una carta al alcalde Joan Ribó advirtiéndole del incremento de los escándalos nocturnos, reyertas, ocupaciones ilegales y la acumulación de basura. La petición de una reunión con el primer edil sigue a la espera de respuesta, reiteraron ayer fuentes de la entidad.

En cuanto a los servicios policiales, el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, comentó que este año se han realizado ya 2.278 casos, mientras que el pasado ejercicios se alcanzó una cifra de 3.200 en el mismo periodo. Pese al descenso, consideró que la actividad de la Policía Local es superior a la media de la ciudad, para anunciar un incremento de dotaciones cuando el Cuerpo disponga de más personal.

La ordenanza de civismo que tiene el Consistorio en borrador no es la solución, dijo. «Está más pensada para los grafitis o el botellón», consideró. El gobierno municipal tiene en tramitación el Plan del Cabanyal, un documento que servirá de hoja de ruta tanto para los promotores privados como para las iniciativas públicas, aunque la principal preocupación de los vecinos pasa por las ocupaciones ilegales.