Protesta contra el impulso de nuevos planes urbanísticos

Asistentes a la manifestación, que arrancó desde el Parterre. / juanjo monzó
Asistentes a la manifestación, que arrancó desde el Parterre. / juanjo monzó

S. V./EP

valencia. El colectivo 'València no està en venda', que agrupa a más de un centenar de entidades implicadas «en la defensa del derecho a la vivienda y de la huerta», se manifestó ayer para pedir que el Ayuntamiento pare «los proyectos urbanísticos que no tienen ningún sentido» porque, a su juicio, supondrán la construcción de más vivienda cuando no ha habido un crecimiento demográfico.

En la protesta, que acabó en la plaza de Manises y causó problemas de tráfico en los alrededores de la plaza del Ayuntamiento, se pudieron escuchar consignas como «la ciudad para quien la habita y no para quien la visita» o «queremos ver la huerta, no la tierra muerta».

La portavoz, Silvia Cortés, criticó que existan «muchos proyectos urbanísticos encima de la mesa como la ZAL o los PAI de Benimaclet o del Grau para construir más y destruir la huerta». Los manifestantes también pidieron controles sobre la «turistificación» y en relación a la burbuja del alquiler.