Los propietarios del Sidi Saler buscan reabrir el hotel con una nueva empresa

Los propietarios del Sidi Saler buscan reabrir el hotel con una nueva empresa

El Ayuntamiento rechaza la transmisión de la concesión a Coral Homes al desvelar que no es dueño de la parcela de dos hectáreas en la playa

P. MORENO

valencia. El Ayuntamiento tiene previsto desestimar hoy en la junta de gobierno la petición de Caixabank, S.A. y Buildingcenter, S.A. para la transmisión de la concesión administrativa del antiguo Sidi Saler a una tercera empresa llamada Coral Homes, S.L.U. El informe del servicio de Patrimonio señala que el Consistorio «no está legitimado» para autorizarla por la sencilla razón de que las dos hectáreas donde se asienta el edificio no son de su propiedad desde 1972.

El inmueble está cerrado desde 2012 y desde entonces se han producido varios movimientos en sentidos opuestos. Los bancos que se quedaron el hotel tras la liquidación de bienes por la quiebra de la empresa propietaria pidieron al Ministerio de Transición Ecológica que renovara la concesión, algo conseguido el pasado 18 de diciembre por un periodo de 60 años más. Entonces, el gobierno municipal anunció la revisión de la licencia de actividad al entender que estaba caducada. Quieren demolerlo para regenerar la playa con un cordón dunar, igual que se ha hecho en el resto del litoral.

Es más, tanto la concejalía de Desarrollo Urbano como la de Devesa-Albufera emitieron sendos informes para dificultar la reapertura del hotel. Los primeros por ejemplo declararon el inmueble fuera de ordenación para que sólo se pudiera aprobar una licencia de obras limitada a la conservación del edificio.

El motivo de la petición de los dos propietarios de la concesión administrativa (lo son al 50%) es con toda seguridad volver a colocar el Sidi Saler en el mercado inmobiliario. El gobierno municipal se opone con rotundidad, mientras la Demarcación de Costas recordó cuando emitió un informe favorable que «se ha comprobado que se cumplían las condiciones requeridas por la ley para el otorgamiento de una concesión del régimen transitorio, por lo que se han sometido a la aceptación del interesado las condiciones de la concesión y, tras su aceptación, se ha formalizado su otorgamiento».

En todo caso, añadieron, el otorgamiento de la concesión se hace «sin perjuicio de las restantes autorizaciones que el interesado tuviera que obtener de otras administraciones en el ámbito de sus propias competencias, y sin perjuicio de que se pueda proceder a su rescate de acuerdo con la normativa de Costas», lo que anticipa las dificultades para que reabra el hotel. La asociación de vecinos la Devesa pide que el enorme edificio sea utilizado como un equipamiento público, en concreto para un centro de día de personas mayores.