La proliferación de manteros desata la tensión con vendedores de los mercados

Un mantero en el mercado de la avenida del Cid. /LP
Un mantero en el mercado de la avenida del Cid. / LP

Los comerciantes han contabilizado más de setenta puntos ilegales en la avenida del Cid o Benicalap y critican la falta de apoyo policial

L. SORIANO / I. DOMINGO VALENCIA.

La proliferación de vendedores de productos ilegales en los mercados semanales de Valencia está creando una importante tensión con los comerciantes que tienen licencia para instalar sus paradas. Los colectivos que aglutinan a los autónomos detallan que el tema se ha desbordado y temen que se produzcan enfrentamientos.

Sólo ayer en el mercadito de la avenida del Cid, que se instala cerca del mercado de Castilla, contabilizaron más de setenta manteros, pero aseguran que hay ocasiones en las que se llega al centenar.

«Los manteros se ponen delante de nuestros puestos y limitan el paso a nuestros clientes», indica Luis Vargas, de la asociación Mercado Digno.

El Ayuntamiento invertirá 100.000 euros en la instalación del nuevo aire acondicionado

Este portavoz de los comerciantes indica que «está claro que todo el mundo quiere que buscarse la vida para comer, pero estas personas no pagan impuestos y están vendiendo productos falsificados, algo que es delito y que se debería de perseguir».

Vargas detalla que es un problema que vienen sufriendo desde hace años, «pero con la desaparición del equipo Goes de la Policía Local la cosa está yendo a más. Estamos desbordados».

El secretario de la Agrupación Independiente de Vendedores Autónomos de la Comunitat Valenciana, Jorge Juan García, también reconoce que «el problema está yendo a más. Se ubican en los cruces de calles y delante de nuestras paradas. Ayer requisaron algunos productos, pero no es lo habitual. Normalmente los agentes pasean para ahuyentarlos, se esconden tras las paradas y luego vuelven».

Los vendedores ponen cajas de cartón para evitar que se ubiquen los manteros.
Los vendedores ponen cajas de cartón para evitar que se ubiquen los manteros. / LP

La concejal de Ciudadanos, María Dolores Jiménez, que acudió ayer al mercado de la avenida del Cid, aseguró que «la situación es preocupante. Son los propios vendedores de las paradas los que tienen que dirigirse a los manteros para decirles que no se pongan delante. Algunos ponen cajas de cartón junto a sus paradas para evitar que desplieguen las mantas».

Los mercados donde más se está agudizando el problema, según los colectivos de vendedores, son avenida del Cid, Pelayo y Jesús. Y añaden que es alarmante el caso de Benicalap, que se celebra los sábados.

Los afectados piden que la Policía tome cartas en el asunto y lamentan que «en el Ayuntamiento no nos reciban para hablar del tema y buscar soluciones. No sabemos si esperan a que pase como hace unos años en Benicalap donde hubo una pelea». Desde el sindicato de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) reconocen que desde que desapareció la unidad de Goes «es más complicado intervenir. Algo que ya dijimos en su momento. No es lo mismo que haya diez agentes que una patrulla».

En otro orden de cosas, el Ayuntamiento ya ha reparado la refrigeración del mercado de Benicalap y además invertirán 100.000 euros en un sistema nuevo. En el caso del Cabanyal, los nuevos aparatos llegarán tras el verano.

Precisamente sobre el anuncio de la renovación del aire acondicionado del mercado de Benicalap, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, recordó que el Ayuntamiento se comprometió a iniciar las obras el 25 de mayo. El edil lamentó que las obras se hayan retrasado un año y que los vendedores hayan sufrido temperaturas de 27 grados.

 

Fotos

Vídeos