El problema de las cotorras: Madrid pone solución mientras Valencia sigue a la espera

Cotorra en un árbol de la ciudad de Valencia./José Iglesias
Cotorra en un árbol de la ciudad de Valencia. / José Iglesias

La capital plantea una campaña para reducir de 12.000 a 500 el número de ejemplares | En el cap i casal vecinos y animalistas coinciden en la «necesidad de solucionar la plaga»

REDACCIÓN

En Valencia ciudad existen tres puntos críticos que sirven de epicentro para explicar la presencia de la cotorra argentina como una plaga a la que no se ha puesto coto. Los vecinos de Viveros, Alameda y viejo cauce conviven con los problemas que generan estos animales. Un estudio de Soe Birdlife situaba el número de ejemplares en la ciudad cerca de los 500 y por ahora no existe un plan para intentar acabar con esta plaga. Situación bien diferente se vive en Madrid: el Ayuntamiento ha presentado una campaña para reducir de 12.000 a 500 los pájaros de esta especie presentes en toda la ciudad.

En 21 municipios de la provincia de Valencia se ha detectado presencia de estos animales que han encontrado en el territorio un fiel aliado para aumentar sin freno. Los sonidos molestos que emiten, así como el gran peso que llegan a tener sus nidos (entre 30 y 40 kilos), forman parte de la principal problemática que generan en el vecindario de las ciudades. Las más de 1.000 cotorras 'valencianas' se concentran en mayor parte entre los términos de Valencia y Bétera, mientras vecinos y asociaciones de animalistas coinciden en la «necesidad de solucionar la plaga» al ser «insostenible, peligrosa y molesta», según recogía LAS PROVINCIAS hace unas semanas.

En este caso la Conselleria de Medio Ambiente y Emergencia Climática incide que en la solución no debe partir de dicha administración, sino que es competencia de los diferentes ayuntamientos afectados el propósito de presenta un plan 'anti-plaga'. Mientras que en la Comunitat no se han registrado novedades, en el Ayuntamiento de Madrid han movido ficha para intentar poner todos los mecanismos que permitan reducir en gran manera el número de cotorras argentinas presentes en la ciudad.

Los datos presentados por el consistorio concluyen que en los últimos tres años el número de cotorras ha aumentado en Madrid un 33%, siendo un aumento constante año tras año hasta dar con un número cercano a los 12.000 ejemplares presentes. Incidiendo en los problemas de «biodiversidad y seguridad», el Ayuntamiento sufraga un plan valorado en 100.000 euros que se llevará a cabo en toda la ciudad y así reducir el número de pájaros hasta los 500, según recoge EFE.

En el caso de Madrid, las anteriores medidas llevadas a cabo para minimizar esta plaga se centraba en un único punto de la ciudad como era el Jardín del Moro, según apuntaron desde el Ayuntamiento, pero en este caso las acciones se van a desarrollar en toda la capital con un coste de 100.000 euros durante el otoño de 2020.

Madrid será la siguiente ciudad en poner en jaque a la plaga de las cotorras argentinas ocho años después de que la ciudad de Zaragoza actuara contra estos animales abatiéndolos con armas. El municipio valenciano de Bétera también lo intentó quitando los nidos presentes en diferentes puntos de la localidad, pero la voracidad para la reproducción de las cotorras superó la efectividad de las medidas llevadas a cabo.