Policías piden refuerzos en el Cabanyal por amenazas en un servicio por ruido

Policías piden refuerzos en el Cabanyal por amenazas en un servicio por ruido

Una actuación a medianoche en la zona más conflictiva termina con dos detenidos tras insultar a los agentes

Á. S.

valencia. Una actuación policial en el barrio del Cabanyal el pasado sábado por la noche terminó con una patrulla teniendo que pedir refuerzos al ser los agentes amenazados cuando acudieron a la zona más degradada tras una queja por molestias provocadas por el ruido. Es la segunda vez que en poco tiempo los agentes han de pedir refuerzos durante un servicio en la llamada zona cero del barrio, tal como denunciaron ayer los residentes del barrio marítimo.

Los hechos sucedieron el sábado por la noche cuando agentes de la 7 Unidad Distrito Marítimo acudieron a una reclamación vecinal en el barrio del Cabanyal por molestias de ruidos y música alta. Al tratar los agentes de que cesaren las molestias fueron increpados y amenazados, teniendo que pedir apoyo a otras unidades policiales, donde finalmente dos personas que trataron de agredir a los agentes fueron detenidas y puestas a disposición judicial.

Otros casos

En septiembre de 2018, los agentes pararon para multar a una furgoneta aparcada en la plaza y sobre un paso de peatones. Los policías fueron objeto de gritos por parte de residentes en la zona, de etnia gitana, que salieron de sus casas para protestar por la decisión. Ante esta manifestación improvisada, que fue ganando en intensidad, los agentes optaron por pedir refuerzos, y en pocos minutos acudieron hasta seis vehículos policiales, entre ellos una motocicleta. La situación se solucionó sin que fuera necesaria ninguna intervención.

Cabe recordar que los problemas de convivencia en el barrio del Cabanyal no se han solucionado desde la llegada del tripartito al poder en 2015, pese a determinados gestos, que no han pasado de eso para los vecinos, como la instalación de un retén policial portátil en un solar municipal ubicado entre las calles Escalante y José Benlliure. La situación sigue siendo límite en la zona cero, como denuncian numerosos residentes y entidades del barrio, como Zero Incívics, una entidad de reciente creación que ha tomado el testigo de Salvem el Cabanyal en lo que a reivindicación de la paz social en el barrio marítimo se refiere.