La policía prueba sensores para detectar accidentes y delitos en zonas aisladas

Los agentes colocan en una carretera de El Palmar las cámaras, capaces de registrar hasta vertidos en la Albufera

P. MORENO

valencia. Conducir en zig-zag, tirar vertidos en la Albufera o incluso detectar a una persona andando por un tejado. Son algunas de las utilidades de unos sensores que la Policía Local ha instaló hace escasas fechas a modo de prueba en una carretera de El Palmar, dentro de un proyecto europeo para reforzar la vigilancia y la seguridad en zonas aisladas.

Las infracciones que se cometen en zonas aisladas (entorno rural o costero, parques naturales, etc) son especialmente difíciles de detectar por razones obvias, al tratarse de lugares solitarios. Suelen consistir en delitos contra la seguridad vial, contra la propiedad, el tráfico de drogas o la trata de personas, indicaron fuentes policiales, quienes señalaron que una videovigilancia inteligente y eficiente en cuanto al consumo de energía, basada en sensores, puede marcar la diferencia.

El proyecto FORENSOR, financiado por la Unión Europea, se encarga de desarrollar este sistema y está en su recta final. Se trata de una tecnología que toma imágenes y graba vídeo con fines forenses, en conexión con sistemas inteligentes basados en sensores que activan las cámaras sólo cuando es necesario.

Se trata de una tecnología de bajo consumo, compacta, de bajo coste, inalámbrica y camuflable, aunque fuentes del Cuerpo indicaron que su implantación en los aledaños del casco urbano no está decidida. Otra de las ventajas es que las pruebas recogidas son válidas en el juzgado.

La tecnología que usan ahora las fuerzas policiales para la videovigilancia se basa en grandes cámaras de vídeo conectadas a una infraestructura que consume mucha energía, por lo que en muchas ocasiones se descarta su utilización. Los sensores FORENSOR se pueden camuflar y mover en zonas aisladas, y sólo se activan cuando detectan alguna actividad que se corresponda con un patrón delictivo especificado previamente. Esta iniciativa ha desarrollado un prototipo que ya ha sido probado éxito en condiciones reales en Valencia e Italia. En los próximos días se realizarán diferentes pruebas de campo en Italia y Cabo Verde, también en la costa por la llegada de embarcaciones.